EFE.- “Su sangre derramada jamás será olvidada”, gritaban este jueves en el cementerio familiares de los “mártires”, los 21 jóvenes panameños muertos por fuerzas estadounidenses hace 56 años cuando fueron a la entonces Zona del Canal dominada por EE.UU. para izar la bandera de Panamá.

Fue una gesta digna por la cual hoy Panamá tiene soberanía en todo su territorio, dijeron las autoridades al resaltar que los eventos del 9 de enero de 1964 fueron un punto de inflexión que a la postre se tradujo en la salida de EE.UU. del Canal interoceánico y de todo el país, donde mantenía 14 bases militares.

Puedes leer: Panamá y consorcio chino avanzan en revisión de contrato para puente sobre el Canal

HONRAR A LOS MÁRTIRES HACIENDO LO CORRECTO

“Murieron por la recuperación del Canal y de nuestro territorio”, expresó emocionado el presidente panameño, Laurentino Cortizo, en un discurso ofrecido en el lugar en el que se desarrollaron los hechos hace 56 años.

El mandatario, que asumió el cargo en julio pasado para el período 2019-2024, dejó claro que las nuevas generaciones de panameños tienen el compromiso de “honrar a los mártires haciendo las cosas correctamente”.

Panamá es ahora “el país de los millones y millones” de dólares en presupuesto anual pero con 777.000 personas en pobreza multidimensional, aseveró Cortizo, que preguntó qué están haciendo los panameños “para consolidar la próxima gran misión” que es la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

“No le fallemos (a los mártires), dejemos las bases de un Panamá de ley y orden, pero sobre todo justo (…) Cada uno de los panameños tenemos que hacer lo nuestro. La patria la hacemos todos”, añadió.

UN CRIMEN DE LESA HUMANIDAD QUE SE OLVIDA

Esmeralda Judith Orobio Yao, sobrina de Estanislao Orobio Williams, uno de los caídos el 9 de enero de 1964, habló este jueves con Efe sobre las circunstancias de aquella muerte.

Estanislao fue “vilmente masacrado por las balas asesinas del vil yanqui invasor (…) cae el 9 de enero y lo llevan al hospital Santo Tomás, donde lo dan por muerto”, pero luego se percatan de que está vivo, “comienzan a darle el tratamiento pero por la cantidad de heridos se colapsa el hospital y muere por falta de sangre”.

“Lo que se cometió fue un crimen de lesa humanidad que no prescribe”, los familiares son “víctimas secundarias” a las que “no se nos da la reivindicación … se nos lesionó económica y sentimentalmente, tenemos el derecho de hacer un reclamo”, agregó.

Puedes leer: Panamá continúa como líder de la flota mercante mundial con 8,289 buques abanderados

LOS MÁRTIRES ABRIERON LA VÍA PARA LA SALIDA DE EE.UU. DE PANAMÁ

La gesta del 9 de enero de 1964 fue un punto de inflexión en el largo proceso de luchas generacionales por la recuperación de la soberanía de Panamá en el Canal, que construyó y administró EE.UU. desde 1914 hasta de 31 de diciembre de 1999, cuando lo traspasó al Estado panameño gracias a los Tratados Torrijos-Carter.

Arístides Royo, expresidente de Panamá (1978-1982) y negociador de los Tratados Torrijos-Carter, dijo a Efe que los eventos de hace 56 años motivaron un cambio en la actitud de Estados Unidos hacia Panamá cuyo entonces presidente Roberto Chiari (1960-1964) rompió las relaciones con el Gobierno estadounidense.

“Los norteamericanos se dieron cuenta que había ya una causa de conflicto, que el Canal ya no era el sitio ese tranquilo, apacible, donde ellos actuaban como si fuesen soberanos porque así lo decía el Tratado a perpetuidad de 1903”, explicó Royo.

Chiari dejó claro que no se iban a reanudar las relaciones bilaterales si no había una declaración pública de EE.UU. “de que ellos iban a superar las causas de injusticia derivadas del Tratado de 1903 Hay-Bunau Varilla”.

Así, se dieron proyectos de tratados que no fueron considerados por el Parlamento panameño (tratado del Canal de Panamá, tratado de defensa del Canal de Panamá y su Neutralidad y tratado sobre el Canal a nivel del Mar), que precedieron las negociaciones que llevaron a los Tratados Torrijos-Carter que se firmaron en 1977 y entraron en vigor el 1 de octubre de 1979. El general y líder panameño Omar Torrijos internacionalizó la “causa de Panamá” y logró un apoyo mundial, pero lo que fue “fundamental” para la misma fue que Jimmy Carter llegara a la presidencia de Estados Unidos, resaltó Royo, actual ministro de Asuntos del Canal y presidente de la Junta Directiva de la vía acuática.

Puedes leer: Banco Mundial pronostica un crecimiento de 4.2% para Panamá en el 2020