La industria de la moda en Costa Rica se encuentra en crecimiento; Jessica González, diseñadora y directora de la marca NNIA, cuenta en entrevista para Forbes Centroamérica que ella vivió la transición de un mercado pequeño en el país hacia el que hoy en día permite a muchos diseñadores vivir de la moda.

Desde su creación en 2010, su marca NNIA ha participado en el Mercedes Benz Fasion Week y en distintos eventos a nivel internacional

González asegura que distintas plataformas como Fasion Week y revistas de moda como Traffic, Perfil, Estilo Ejecutivo, entre otras, han permitido exponer el trabajo de los diseñadores, así como en algunos medios de comunicación.

“Está de moda consumir producto local”, las personas buscan productos con valor agregado, esto ha permitido a diseñadores independientes seguir creciendo.

Retos ante el crecimiento

Algunos de los desafíos de la industria de la moda en Costa Rica es que entre los diseñadores exista más unión y apoyo del gobierno, que se realicen más eventos en donde se pueda conocer proveedores o potenciales clientes, “hace falta una especie de Colombiamoda” en el país para poder crecer más, opina la joven diseñadora.

Hace falta incentivar la cultura emprendedora, los estudiantes deben saber cómo es emprender un negocio propio, la iniciativa privada debería crear capacitaciones y guías que permitan a los emprendedores poder encontrarse, comentó.

Debe existir un mayor apoyo a los emprendedores de moda en el ámbito legal, económico, de diseño, es un marco complejo el no sólo crear un negocio, sino mantenerse durante los años, se debe estar preparado para todas las adversidades, añadió.

Además, se debe pensar en inversión o en una nueva plataforma que permita hacer crecer a los trabajadores de la moda brindándoles oportunidades, formar una especie de asociación o cooperativa.

La moda en Costa Rica

Cada vez son más las propuestas y el interés por dedicarse a la moda, esto ha permitido que se genere un interés de consumo en las personas que beneficia a todos; el apoyo de los clientes es muy grande, todos se sienten orgullosos de consumir diseño local, se trata de sentirse identificado con la identidad de la prenda.

Actualmente hay muchas tiendas en la región que están surgiendo, se debe crear una plataforma en donde estas tiendas puedan descubrirse, en donde los productos puedan llegar a otras fronteras y que el producto local se vuelva regional, aseguró Jessica González.

Puedes leer: Darle valor al diseño nacional; el gran reto de la industria de la moda en Costa Rica