Por César Pérez Marroquín

Para muchos turistas, ascender el volcán Pacaya es una aventura inolvidable, pues en las alturas la naturaleza ofrece escenarios “extraordinarios”. Sumado a eso, los escaladores ahora tienen la oportunidad de degustar un platillo cocinado en cavernas de lava que rodean el cráter y cuya temperatura puede superar los 700 grados Celsius.

Se trata de la iniciativa de un cocinero que tiene claro que el miedo es el peor enemigo de los nuevos retos, por lo que se aventuró en ese proyecto con el que sorprende el paladar de quienes prueban su comida.

Su pasión por la comida lo llevó a innovar en el arte culinario tradicional y es por eso que David García, de 34 años, residente en San Vicente Pacaya, Escuintla, emprende el viaje hacia el coloso los viernes, sábados y domingos.


Su meta es estar en la cima antes de las ocho de la mañana, una tarea difícil porque debe cargar los ingredientes necesarios para elaborar “pizza a la lava”, como denomina su producto.

Lo peculiar de esa pizza es que se elabora en la cima del volcán y es horneada en cavernas formadas por las erupciones del coloso, donde la temperatura puede superar los 700 grados Celsius, lo que le da, según García, un sabor único que sorprende a propios y extraños.

Turistas de varias partes del mundo han degustado la pizza que elabora David García. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

A esa temperatura, una pizza se cocina en unos 12 minutos y se ofrecen de jamón, pepperoni, salami y napolitanas, según el cocinero.


La iniciativa de García no se ha enfocado solo en la comida, pues sabe que esto es un complemento que hacía falta en las alturas de coloso, por lo que ahora ofrece paquetes para grupos que incluyen un guía autorizado, pago de entradas, recorrido por el Pacaya, hidratación, un recuerdo y lo que no podía faltar una porción de pizza a la lava.

Posted by Artes Culinarias del Pacaya on Saturday, January 4, 2020

Además, quienes llegan de forma individual pueden degustar una porción de pizza por Q40, la cual es elaborada en el momento para garantizar el sabor que la caracteriza.

El cocinero asegura la tarea no es fácil, ya que las complicaciones empiezan desde el ascenso, pues debe llevar una mochila con más de 60 libras de peso y en las alturas el clima es adverso. Cuenta que por las mañanas la temperatura oscila entre los 10 y 11 grados con viento, pero mientras el día avanza el calor se hace insoportable debido al sol y la lava; sin embargo, su satisfacción es ver como los turistas disfrutan de su trabajo y elogian el sabor de su pizza.


“Me gusta ser extrovertido, aprendí a no tenerle miedo a los nuevos retos que vienen en la vida y poder probar algo innovador, porque no se sabe si algo tendrá éxito si no se intenta”, comentó García, quien recuerda que su pizza ha sido probada por turistas de varias partes del mundo.

Según David García, el sabor de su pizza es único en el mundo. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

García es originario de San Gerónimo, Baja Verapaz, y recuerda que de niño siempre le gustó la cocina, pero estudió para perito contador, pues en el pueblo no había carreras afines.

Años después se especializó en el Intecap y empezó a perfeccionar el arte culinario, sin saber que con el pasar del tiempo tendría la oportunidad de innovar en la elaboración de pizza utilizando como base los vapores volcánicos que, según dice, “salen del corazón de la tierra”.

Para contactar a García se puede hacer por medio de la página de Facebook Artes Culinarias del Pacaya.

*En alianza con Prensa Libre