El presidente ruso Vladimir Putin propuso hoy reformas constitucionales que le restan poder a su sucesor y le dan más facultades al primer ministro y al Parlamento, lo que podría dejar entrever sus intenciones de mantener su influencia política cuando termine su actual mandato.

Entre su segundo y tercer mandato, Putin sirvió durante cuatro años como primer ministro previo a ser de nuevo presidente en 2012 y nada parece impedir que sea primer ministro cuando termine su gestión presidencial.

Tras proponer las reformas, el primer ministro, Dmitry Medvedev, anunció que él y todo el gabinete renunció para darle espacio al presidente Putin para realizar los cambios que quiere a la Constitución del país.

Medvedev, aliado cercano de Putin, realizó el anuncio en la televisión estatal, con el presidente a su lado, quien le agradeció  por su labor.

Putin propuso confiar a la Duma del Estado (la cámara baja), la designación del primer ministro, viceprimer ministro y ministros federales.

Pueden leer: Pelosi nombra a los siete legisladores que serán “fiscales” en juicio a Trump

Durante un discurso sobre el estado de la nación a la Asamblea Federal (la totalidad del parlamento ruso), Putin agregó que el presidente estará obligado a nombrar a los candidatos nominados, “en otras palabras, no podrá rechazar a los candidatos aprobados por el Parlamento para ocupar estos cargos oficiales”.

Con base en los artículos 111 y 112 de la constitución rusa, el presidente actualmente necesita obtener el consentimiento de la Duma para nominar al primer ministro y luego nombrar al jefe de gobierno y todos los ministros.

“Casi todas las facciones representadas en la Duma del Estado […] creen que la Asamblea Federal está lista para asumir más responsabilidad para formar un gobierno, (lo que significa) asumir una mayor responsabilidad por las políticas aplicadas por este gobierno”, informa la agencia Tass.

Argumentó que su propuesta “aumentará el papel y la importancia del parlamento nacional, de la Duma del Estado y los partidos parlamentarios”.

Además, dijo que dotará de independencia, responsabilidad y eficiencia a las distintas ramas del poder.

El cuarto mandato presidencial de Putin llega a su fin en 2024 y de acuerdo con la Carta Magna rusa, tendría que retirarse del cargo.

Aunque ha dicho que desea mantener el sistema presidencial, este miércoles parece preferir dotar de mayores poderes al parlamento.

Cuando fue primer ministro, Putin era visto como el poder detrás del entonces presidente Dmitry Medvedev.

Con información de Agencias.