Las islas de Guadalupe, Martinica y Curazao surgen como fuertes mercados para los cítricos hondureños estimaron este miércoles productores, que para este año esperan el ingreso de 8.0 millones de dólares, (L200 millones) en concepto de exportaciones.

El citricultor, René Bendaña, confirmó que están a punto de incursionar en mercados del Caribe. “El cítrico hondureño es de buena calidad y bien aceptado, ya enviamos contenedores de prueba de limón persa y naranja a Guadalupe, Martinica y Curazao y se muestran interesados en aquirir nuestro producto”, señaló Bendaña.

Puedes leer: Honduras, Guatemala, Taiwán y EU alcanzan acuerdo de generación de empleo

“Se trata de una nueva ventana comercial que puede generar hasta 200 millones de lempiras en divisas, de ponernos de acuerdo con otros productores”, agregó.

La fuente reconoció que muchos compañeros están emigrando de los cítricos a otros cultivos debido a que resulta caro producir con calidad. “Mi recomendación es que se mantengan firmes, sigan trabajando en la citricultura porque hay oportunidades comerciales. Honduras ha sido tradicionalmente, un productor de buena calidad” concluyó.

Las áreas de cultivo suman 14 mil hectáreas con naranja, limón y mandarina en los departamentos de Colón, Atlántida, Cortés y Yoro y en menor escala en Francisco Morazán, Comayagua, Choluteca, entre otros.

Productores buscan exportar más de 35,000 toneladas métricas incluyendo fuertes mercados de España, Centroamérica y el sur de México. Este rubro de exportación depende de los vaivenes de los precios internacionales, igual que en los demás productos agrícolas y agro industriales.