La Tasa de Desempleo Abierto (TDA) o personas que quieren trabajar, pero no encuentran una plaza se mantuvo estable en más de 240 mil personas durante el 2019, eso significa un 5.7 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), según la Secretaría de Trabajo y de Seguridad Social (STSS).

“El desempleo abierto se mantuvo en 5.7 por ciento, no se movió, ni para arriba, ni para abajo, eso es bueno” comentó el secretario de trabajo, Carlos Madero, para luego referir que en el segundo semestre anterior hubo repunte, sobre todo en empleo temporal que aporta la temporada navideña.

Mientras, la tasa de subempleo invisible se ubica en 50 por ciento con una disminución de 14 a 10 por ciento en su totalidad. Ese término se refiere a aquellas personas ocupadas que trabajan a tiempo completo, pero reciben un ingreso por debajo del salario mínimo establecido.

Según Madero, al cierre del 2019 se generaron 17, 600 puestos de trabajo.

“Hemos tenido un cierre importante, en alguna medida marca el inicio del siguiente año fiscal, los empleos permanentes se dan en la primera quincena de febrero”, estimó.

El funcionario reconoció que “el tema de subempleo es el problema más dramático en Honduras, tiene que ver con las personas que trabajan más en relación a lo que ganan, el patrono paga menos, tiene que ver con incumplimiento de salario”, concluyó Carlos Madero.

*En alianza con La Tribuna