A través de un análisis de CAC Porter Novelli para firma EY, se mostraron las razones por las que Costa Rica vive un rezago en materia de desarrollo de infraestructura.

En el 2019, Costa Rica perdió 7 puestos en el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial y una vez más, la baja calidad de la infraestructura vial figura entre las mayores debilidades, ubicando al país en el puesto 117 de 141 países evaluados.

De acuerdo con la empresa Porter Novelli, esto se refleja en el sentir de muchos costarricenses, quienes muestran gran descontento en redes sociales alrededor de este tema. Un análisis digital realizado por CAC Porter Novelli, para la firma de consultoría EY, recopiló más de 2,500 comentarios.

Puedes leer: Tesla hace historia: su valor supera los 100,000 millones de dólares

De acuerdo con los expertos de la unidad de datos de Porter Novelli, “un 46% de estos comentarios son usuarios que consideran que el rezago se debe principalmente a la mala administración de recursos y a una inadecuada planificación de los proyectos, mientras que un 21% de la conversación digital aseguran que hay lentitud para arreglar las carreteras o que las dejan a «medio hacer»”, señalaron.

Por otro lado, un 9% de los comentarios publicados son de usuarios que exigen revisiones, no solamente de los planes de gobierno y que se apliquen las modificaciones necesarias para avanzar en infraestrutura vial, sino que también exigen mayores supervisiones de los materiales que se utilizan pues los consideran de mala calidad.

Gustavo Ortiz, Director de Infraestructura y Project Finance para EY en Centroamérica, explicó los 3 principales factores que debe mejorar el país para salir de este rezago:

1.- Planificación

“La adecuada movilidad de una ciudad o un país depende de que haya una planificación de largo plazo de su crecimiento urbanístico y una integración de los medios de transporte necesarios para una ágil movilidad de las personas y el comercio, pero esto ha sido manejado durante las últimas décadas sin criterios técnicos, ni capacidad gerencial y tampoco ha existido una visión de largo plazo. Esto ha originado que tengamos el severo congestionamiento vial que hoy vivimos, que pudo evitarse a un menor costo previéndolos anticipadamente, no cuando el problema es una realidad”, comentó el experto.

Para Ortiz, Costa Rica debe desarrollar un Plan Estratégico de Transporte para los próximos 20 a 30 años, el cual comprenda el plan de desarrollo urbano de la Gran Área Metropolitana (GAM), el Tren Rápido de Pasajeros como la columna vertebral del sistema de transporte del Valle Central, la sectorización de buses, y las necesidades de largo plazo del país en carreteras, aeropuertos y puertos, como los pilares fundamentales. Los
problemas de congestión que presentan hoy Ruta 27 y Puerto Caldera, nos dicen que es un error grave y muy costoso, diseñar infraestructur con visión de corto plazo y sin considerar debidamente la demanda futura a atender.

Es vital revisar el reestructurar el MOPT, CONAVI y CNC para crear entes técnicos, apolíticos, administrados con criterios gerenciales y visión de largo plazo, mientras esto no suceda, seguiremos sufriendo la falta de una adecuada planificación ejecución y administración de proyectos de infraestructura.

2.-Administración y ejecución

De acuerdo con el especialista, se debe mejorar la ejecución de proyectos de
infraestructura para que los mismos puedan construirse en plazos razonables y no se tarden décadas, como sucede actualmente.

“Es primordial mejorar la etapa de pre-inversión de los proyectos, exigiendo que los mismos tengan estudios serios de factibilidad que demuestren su viabilidad y mejorar los procesos de expropiación, remoción de servicios públicos, permisos y supervisión de los proyectos”, recomendó Ortiz.

Lee también: Empresa china de comercio electrónico interesada en invertir en Panamá

Sino se encuentra una solución definitiva para hacer las expropiaciones en plazos razonables, los proyectos nunca se podrán construir con la rapidez que el país necesita. Por ejemplo, no puede ser que 20 meses después del inicio de la ampliación de ruta 32, apenas se tenían 20 metros de terrenos liberados y fue porque sus dueños avalaron la entrada en posesión voluntaria.

3.- Modernización del sistema de Alianzas Públicas Privadas (APP)

Las APP pueden ayudar a desarrollar los principales proyectos de infraestructura vial que el país necesita, pero son solo un mecanismo más para proveer infraestructura, no la solución entera al problema. Por ejemplo, no se hace nada con desarrollar una autopista de 6 carriles por concesión, si donde finaliza la misma queda una calle de dos carriles, produciendo un embudo.

Para el experto, el modelo y el marco regulatorio en materia de APP están viejos y desactualizados frente a lo que sucede en otras latitudes. El marco regulatorio debe modernizarse una vez quede claro y definido qué tipo de modelo de APP se adapta mejor para el país. En Latinoamérica hay modelos de APP muy exitosos como el colombiano, el peruano o el chileno que, a criterio del experto, podrían implementarse en el país sin ponerse a inventar un modelo de cero, reduciendo la curva de aprendizaje.

El éxito de un proyecto de APP depende de una adecuada estructuración y administración de los contratos, pero nosotros no tenemos procesos definidos para esto y no se cuenta con contratos y carteles estandarizados. La adecuada estructuración en cuatro ámbitos: técnica, financiera, legal y socio-ambiental de los proyectos es vital para su éxito. En Costa Rica uno de los mayores problemas es que consideramos erróneamente que un APP es un mero proyecto constructivo y no comprendemos que estamos estructurando un negocio el cuál debe ser técnica, pero también comercial y financieramente viable para que pueda llegar a implementarse con éxito.

No olvides leer: El celular de Jeff Bezos fue hackeado por el príncipe saudí, según reporte

Por otra parte, dicha modernización incluye al Consejo Nacional de Concesiones (CNC) que en criterio del especialista, no cuenta con todo el personal técnico necesario y no se tienen los recursos financieros para contratar y retener personal técnico capacitado. Sin un equipo de alto nivel y el acompañamiento de asesores expertos en la estructuración y ejecución de los proyectos que velen por los intereses del Estado, es imposible desarrollar proyectos exitosos en materia de APP.