Kobe Bryant, fallecido el 26 de enero un accidente de helicóptero en Los Ángeles, brilló en el basquetbol pero llevó su talento y sed de triunfo más allá de la duela.

Ya exitoso, pero sin imaginar que se convertiría en leyenda, Kobe dijo en 2013: “la gente no entiende lo obsesionado que estoy por ganar”.

Eso quizá haya sido lo que lo llevó a triunfar en el mundo de los negocios.

Su relación con Nike es de lo más recordado. Comenzó en 2003, el mismo año que Lebron James y Carmelo Anthony. según CNN, Así, Bryant fue en quien Nike hizo apuestas como marca luego de la jubilación de Michael Jordan en 2003. El contrato aquel año fue por US$10 millones.

El vínculo entre ambos resistió incluso el escándalo de 2003 por el cual Mamba fue denunciado de violación de una empleada de un hotel, quien se negó a testificar en audiencia. El caso fue clausurado gracias a un acuerdo confidencial de US$2.5 millones.

Aún en 2019 Nike depositó US$16 millones en su cuenta, lo cual se convirtió en un hito pues era más que muchos jugadores activos, solo a excepción de Lebron James o Kevin Durant.

Distintos medios estiman que durante su paso por la NBA Kobe sumó US$323 millones, pero fuera de la cancha pudo haber duplicado esa fortuna gracias a patrocinios y contratos publicitarios, según la revista Forbes.

Fue con esta compañía que Mamba fundó el Club de Niños y Niñas de los Ángeles para fundar una liga de baloncesto y luego el eterno 8 y 24 de los Lakers fundó la Academia de Deportes Mamba para desarrollar talentos.

Puedes Leer: Kobe Bryant: sus consejos para hacer negocios

En 2013 cofundó la firma de capital de riesgo Bryant Stibel, Junto a Jeff Stibel, el emprendedor más joven en llevar su empresa a Nasdaq. Esa compañía tiene ahora US$2 mil millones en activos, según CNN, con inversiones en unas 28 firmas de tecnología, medios y datos como Epic Games, creador de Fortnite; Klarna, compañía de pagos digitales, y The Honest Company, de artículos para el hogar. También salidas exitosas como Dell, National Vision y Alibaba.

Otros éxitos de esa alianza Bryant-Stibel se ha visto traducida en las marcas VIPKid, una tecnología para conectar niños con profesores de élite; Shift, plataforma de publicidad para marcas y agencias; Scopely, de gaming móvil; Reserve, una app para hacer reservaciones en restaurantes en Estados Unidos, y Represent.com, que produce artículos promocionales para celebridades (Arnold Schwarzenegger es uno de sus clientes).

Bryant hizo millones con una inversión en la bebida deportiva Body Armor, en la cual invirtió US$6 millones y en 2018 vendió una participación a Coca Cola, informó el mismo medio. Las acciones llegaron a valer US$200 millones.

En 2016 Bryant fundó Granity Studios, enfocada en contar historias creativas sobre deportes. A través de ella el exbasquetbolista narró el cortometraje “Querido baloncesto”, el cual le permitió ganar un Óscar en 2018.

McDonald’s, Sprite, Nintendo, Panini, Hublot y Turkish Airlines fueron patrocinadores de Mamba, quien también fue el rostro de la NBA para expandir la audiencia en Asia.

En alianza con Prensa libre