Reuters.- Estados Unidos ha tomado medidas decisivas para proteger a sus ciudadanos de la amenaza del coronavirus, a la vez que ha ofrecido ayuda a China, dijo este domingo el presidente Donald Trump, pero un asesor aseguró que Pekín no aceptó las propuestas de asistencia.

Trump pareció minimizar las preocupaciones sobre el virus que ha causado la muerte de 304 personas en China y se ha extendido a más de dos decenas de países, al declarar en una entrevista con el canal Fox: “Vamos a ver qué sucede, pero lo suprimimos, sí”.

Las preocupaciones sobre el virus llevaron a Estados Unidos a declarar una emergencia de salud pública y prohibir la entrada a ciudadanos extranjeros que visitaron China recientemente.

Bajo las nuevas restricciones que entraron en vigor esta tarde, los ciudadanos estadounidenses que hayan viajado a China dentro de los últimos 14 días serán dirigidos a uno de los siete aeropuertos designados para exámenes.

“No podemos tener miles de personas entrando que puedan tener este problema: el coronavirus”, dijo Trump a Fox durante una breve entrevista transmitida este domingo. Agregó que los funcionarios estadounidenses le habían ofrecido “una tremenda ayuda” a China para enfrentar la epidemia.

Lee también: Honduras pide a países hacer lo que les corresponde para atajar coronavirus

El asesor de seguridad nacional de Trump, Robert O’Brien, dijo en otra entrevista que China ha sido más transparente sobre el coronavirus que en crisis anteriores, pero aún no ha aceptado las ofertas de ayuda de Estados Unidos.

“Hasta ahora los chinos han sido más transparentes ciertamente que en crisis anteriores y apreciamos eso”, dijo O’Brien en una entrevista con “Face the Nation” en la CBS.

Agregó que Pekín aún no ha respondido a las ofertas de ayuda hechas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y otros profesionales de la salud.

“Nosotros tenemos una enorme experiencia. Esta es una preocupación mundial. Queremos ayudar a nuestros colegas chinos si podemos y hemos hecho la oferta y veremos si aceptan la oferta”.

Funcionarios de los CDC no han sido invitados a China, pero están en la vecina Kazajistán para ayudar a frenar la propagación del virus, dijo hoy el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, durante una visita al país.

“Tienes una larga frontera con China, desde donde emana esta enfermedad”, dijo Pompeo en una entrevista con un periodista kazajo. “Y tenemos a nuestra gente del Centro para el Control de Enfermedades aquí mismo en el terreno, ayudando a Kazajistán a lidiar con esto para que no tenga un brote enorme”.

No te pierdas: Coronavirus de Wuhan: Giammattei prohíbe ingreso de viajeros desde China

La Comisión Nacional de Salud de China reportó hoy que el coronavirus había matado a 304 personas en China y que las infecciones aumentaron a 14,380 hasta del sábado.

Un hombre chino de 44 años de edad, de la ciudad de Wuhan, que viajó a Filipinas y murió el sábado en un hospital de Manila a causa del coronavirus se convirtió en la primera persona en fallecer por éste.

Al menos 171 casos se han reportado en más de dos decenas de países y regiones, incluidos Estados Unidos, España, Japón, Tailandia, Hong Kong y Reino Unido.

Hasta ahora, ocho casos del virus se han confirmado en Estados Unidos, dijeron funcionarios de salud. El Pentágono está proporcionando alojamiento a personas que llegan del extranjero que podrían necesitar ser puestas en cuarentena.

Te recomendamos: Coronavirus: Bill Gates, Apple y Jack Ma donan millones para buscar una vacuna