Para Al Carpetto, jefe Regional de Western Union para Estados Unidos y América Latina, la tecnología y la creación de nuevos productos mediante fintechs marcarán el rumbo de las remesas durante los próximos años.

En entrevista con Forbes Centroamérica, el directivo de la firma destacó que Western Union desea que las remesas sean mucho más accesibles desde múltiples plataformas.

“Las plataformas de Western Union son aptas para dispositivos móviles, por lo que puede acceder a ellas a través de computadoras, computadoras portátiles, pero también tiene la capacidad de acceder a través de teléfonos inteligentes, esa es la tecnología que la mayoría de las personas esperan en los próximos 5 años”, explicó.

Ante la demanda de envíos de remesas de Estados Unidos a Centroamérica, la compañía financiera reconoce que los retos actuales que existen y siguen existiendo en empresas como Western Union es que trabajan diligentemente para que sean más eficientes y menos costosos los envíos de dinero.

“Las personas introducen su información en nuestros sistemas o en otro sistema y lo que realmente quieren es el procesamiento de pruebas directas, un reto con esto depende en qué tipo de pago es,  el sistema que están utilizando, lo fácil de usar que puede ser, y lo que pasa es que a veces la información es difícil de capturar”, agrega.

Centroamérica recibió 22,176 millones de dólares (mdd) en remesas durante 2018, lo que significó un aumento de 10.9% respecto al año previo, de acuerdo con Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA).

Fintech, pieza clave para las remesas

El número de las Fintech deberá crecer en Centroamérica en los próximos tres años, conforme madure el ecosistema de emprendimiento, debido a que traerán más oportunidades para la banca y el capital de riesgo, de acuerdo con la firma Finnovista.

De acuerdo con la firma, en Latinoamérica existen aproximadamente 271 empresas de servicios financieros basadas en la tecnología orientadas a consumidores o pymes con pobre o nulo acceso a servicios financieros; 40 están en el Istmo.

Ante este contexto, jefe Regional de Western Union para Estados Unidos y América Latina considera que la fintech es increíble, además de que son necesarias. “Las compañías como nosotros y los bancos no tenemos el ancho de banda y los recursos para desarrollar todas las cosas únicas que están surgiendo en el mercado. Entonces, desde mi punto de vista, todos deberíamos colaborar con fintech además de desarrollar nuestros propios productos. Deberíamos asociarnos con fintech y asociarnos con la competencia para crear un mejor ambiente para enviar y recibir remesas”, agregó.

Carpetto reconoce que la firma está constantemente actualizando sus productos, por lo que se está asociando en diferentes proyectos. “Entonces, muchos de nuestros proyectos se basan en nuestro producto actual, así podemos llevar nuestro producto al mercado más rápido y permitir a los consumidores un acceso más fácil”, añadió.

Puedes leer: Honduras lidera en el crecimiento de remesas