En China, la demanda de máscarillas quirúrgicas y equipos de protección se disparó tan rápido que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que enfrenta dificultades para equipar a los trabajadores de atención médica de primera línea. Hasta el momento la epidemia de coronavirus continúa creciendo con más de 40,000 personas infectadas.

De acuerdo con el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el suministro de mascarillas se ha “exacerbado por el uso generalizado e inapropiado” del equipo de protección, así como por el almacenamiento o uso fuera del cuidado de los pacientes, provocando las “existencias agotadas y atrasos de 4 a 6 meses”.

“Actualmente las existencias mundiales de máscaras y respiradores son insuficientes”. Los trabajadores de atención médica de primera línea en China son los que más necesitan el equipo y la OMS se está enfocando primero en liberar suministros de máscaras quirúrgicas para sus trabajadores debido a la “demanda extrema y las presiones del mercado”, dijo Tedros.

La OMS estima que se necesita del 7 al 10% de la capacidad total del mercado para equipar adecuadamente a sus trabajadores.

Para los consumidores cotidianos, la disponibilidad de máscaras quirúrgicas en Amazon parece limitada por el costo; un solo paquete de 25 máscaras desechables disponibles en Prime se vende por un aproximado de $24.