La Fiscalía General de la Nación de Colombia ordenó una inspección a las instalaciones de Avianca Holdings en Bogotá, con miras a obtener material probatorio en el marco de la investigación por el delito de soborno transnacional originada en información pública, incluso reportado por la misma compañía ante las autoridades norteamericanas.

Como fundamento tuvieron en cuenta información dada por la Superintendencia de Sociedades que da cuenta de la existencia de equipos de cómputo que contendrían información detallada sobre este asunto. La orden de la inspección fue dada por una fiscal adscrita de la Dirección Especializada de Investigaciones Financieras.

Vea también: Mayor accionista de Avianca se defiende del cobro de sobornos de Airbus
 
“Como quiera que en la sede de esta compañía no se entregaron todos los equipos solicitados, la Fiscalía General de la Nación ordenó diligencia de allanamiento, que se cumple hoy miércoles 12 de febrero. Una vez finalizada contará, de acuerdo con lo previsto normativamente, con el control de legalidad posterior respectivo”, explicó el ente acusador.

En el proceso se investiga que un ejecutivo senior de Avianca habría aceptado al menos US$5 millones para asistir en la compra de aviones Airbus en 2015. Un correo que consta en el acuerdo alcanzaentre las autoridades francesas y Airbus indica que el intermediario comercial cedería esta cantidad de su pago a favor del ejecutivo de Avianca.

Lea también: Esto dice el documento de corrupción de Airbus sobre Avianca

Airbus acordó pagar una cifra récord de US$4.000 millones para cerrar tres investigaciones en su contra que le seguían autoridades del Reino Unidos, Francia y Estados Unidos.

Hace unas semanas la justicia francesa reveló un entramado de corrupción cuyos protagonistas son Airbus y empresas de aviación de Corea del Sur, China, Rusia, Nepal, Taiwán, Emiratos Árabes y se menciona también a Colombia.

La primera de las investigaciones inició en 2016 por la oficina británica contra el fraude (SFO, por sus siglas en inglés), luego de que una pesquisa interna de la propia empresa comenzara a revelar un complejo entramado de sobornos para lograr ventas de aviones en por lo menos 15 países.

Airbus habría entregado comisiones a ejecutivos de aerolíneas, a través de una rama de la empresa encargada de labores de mercadeo, conocida como Strategy and Marketing Organization.