El Ministerio de Finanzas (Minfin) a colocar deuda bonificable por unos Q19 mil millones empezará para captar fondos del mercado y destinarlos al gasto público la próxima semana.

En esta ocasión hay condiciones que favorecen la captación de los recursos, desde factores políticos, hasta la suficiente liquidez en el mercado financiero.

En comparación con otros años, la colocación de los bonos del Tesoro se hace en enero, pero ahora se atrasó precisamente por el cambio de autoridades.

Puedes leer: La UE añadirá de nueva cuenta a Panamá a la lista negra de paraísos fiscales

Nueva deuda

La deuda bonificable es la misma que autorizó el Congreso en el 2019 en el presupuesto y por la no aprobación del plan de gasto queda el mismo monto.

El reglamento fue publicado a principio de mes y las colocaciones serán los martes, según el calendario.

Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas, declaró en una citación con los integrantes de la Comisión de Finanzas del Congreso, que la nueva deuda será de aproximadamente Q14 mil millones y Q3 mil millones en recolocaciones -roll over- y el monto alcanzará unos Q19 mi 864 millones.

“Vamos a comenzar la próxima semana y dependerá de la necesidad de los flujos de caja que se tengan y evaluar los tiempos correctos para fijar las tasas de interés”, indicó el funcionario.

Aunque aclaró que la idea es colocar los montos o tramos que vayan requiriendo, es decir cubrir cuotas de gasto público para evitar mayores costos financieros en las operaciones.

También se habilitará la ventanilla de colocación para los pequeños inversionistas, para que cualquier persona que esté interesada en invertir en los títulos pueda participar, recalcó.

González Ricci, agregó que las condiciones de tasas de interés, demanda y plazos serán los que establezca el mercado y no adelantó criterio al respecto.

De momento, no se conoce si habrá algún cupo para un eurobono (títulos en el extranjero).

En mayo del 2019 se hizo una operación por US$1 mil 200 millones (Q9 mil millones), siendo lo colocación más alta que ha realizado el Minfin.

Se le conoce como deuda bonificable a los títulos que emite el Estado para captar los recursos y a cambio se paga un interés de acuerdo con los plazos establecidos.

Los recursos se destinan para el presupuesto vigente.

Buen momento

Irving de la Cruz, asesor financiero independiente, indicó que hay varios factores que hacen que la emisión pueda ser agotada lo antes posible y el Gobierno logrará contar con recursos financieros lo antes posible.

Las señales son por el cambio de autoridades y los agentes económicos mantienen expectativas positivas.

Además, confirmó que el sistema financiero cuenta con suficiente liquidez y facilitará la colocación.

Otra es que la variable del tipo de cambio es estable, hay liquidez en dólares y podría emitirse un cupo en esa moneda en el mercado local.

“No hay riesgos y es un buen momento para que se realice la colocación porque hay factores que están ayudando”, enfatizó de la Cruz.

Sobre las tasas de interés y plazos de los bonos, el consultor señaló que es muy probable que la Dirección de Crédito Público del Minfin, maneje las mismas operaciones del 2019, ya que lograron colocaciones con mejores rendimientos.

El experto añadió que también hay condiciones favorables (y por tratarse de nuevas autoridades) de salir con una emisión en el exterior similar a los US$1 mil 200 millones que fue lo colado el año pasado.

“Guatemala reúne las condiciones favorables para salir con un eurobono y lograr óptimos rendimientos”, puntualizó.

Saldo de deuda

Al 30 de noviembre del 2019, el saldo de la deuda pública es de Q157 mil 220 millones, de los cuales Q87 mil 123 millones es deuda interna y Q70 mil millones externa.

Eso significa que el 55% de la deuda pública es interna y 44.6% externa, según la composición.

Para el 6 de junio del 2022 habrá un vencimiento de un eurobono de diez años por US$700 millones, según la referida dirección.

Lee también: Redes sociales modifican relaciones de pareja; sustituyen interacción cara a cara

Ampliación presupuestaria

Durante la reunión con los diputados de la Comisión de Finanzas, González Ricci, reiteró que presentarán la solicitud de ampliación presupuestaria y las fuentes de financiamiento por unos Q6 mil millones.

Los destinos son para cubrir las obligaciones salariales en los pactos colectivos de los ministerios de Educación, Salud y Gobernación.

“Expusimos que se deben de aprobar los préstamos que son siete créditos con organismos multilaterales a tasas razonables de interés y específicamente para los cuales fueron diseñados”, indicó el funcionario, quien recordó que algunos de estos expedientes cuentan con fechas límites y vencimientos.

Mencionó que uno de los más urgentes es la aprobación de uno por US$250 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para apoyo presupuestario.

Los diputados, indicaron que esperan conocer la solicitud de ampliación para entrar a conocer la propuesta y definir sus posturas.

Descarta amnistía

El ministro dijo que a corto plazo se descarta una amnistía fiscal para los contribuyentes y más bien habló sobre el fortalecimiento de la SAT.

El diputado Joel Martínez lanzó el comentario al ministro -en la sesión- de evaluar la posibilidad y poder aplicar una amnistía a los contribuyentes que tienen pendiente obligaciones con el fisco.

No olvides leer: ‘Serán papá y mamá’: Putin descarta legalizar el matrimonio homosexual en Rusia

Por otro lado, el ministro informó que este jueves se publicará la convocatoria para que los profesionales de las ciencias económicas o jurídicas puedan postulares como superintendente de la SAT, luego de la destitución de Abel Cruz Calderón.