La factura petrolera hondureña arrancó el 2020 con un ahorro significativo superior a los 46 millones de dólares, debido a menor precio del barril de petróleo en el mercado internacional, según indicadores semanales del Banco Central de Honduras (BCH).

La importación de combustible, al pasado 6 de febrero ascendió a 148.5 millones de dólares un promedio de 4 millones de dólares diarios en erogación de divisas.

Mientras, en esa fecha del 2019, la adquisición de carburantes representó 194 millones de dólares, un promedio de 5.2 millones de dólares diarios.

El viernes anterior el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró con un ascenso del 1.2 por ciento, situando el barril en 52.05 dólares, una nueva subida provocada por esperanzas entre los inversores de que la demanda de combustible aumente poco a poco y pronto deje atrás los efectos del coronavirus de Wuhan.
En esa misma fecha del 2019 rondaba los 54 dólares el barril.

Te Puede Interesar: Honduras: Consumo de energía en verano crecerá 16%

La tendencia ha favorecido a los consumidores de carburantes, excepto en el costo de las gasolinas que aún se mantiene más alto en términos interanuales.

La importación de combustibles, incluyendo de energía eléctrica, superó los 1,550 millones de dólares en el 2019 de acuerdo con el informe del BCH. Esa compra rondó los 22 millones de barriles, 10 millones para comercialización en gasolineras y el resto para generar energía y para industrias.

*En alianza con La Tribuna