El sector privado hondureño elabora un “Código de Ética” en el marco de un proyecto dirigido a regular el comportamiento de sus afiliados en línea con un convenio de transparencia suscrito con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la capital del país.

“Ya estamos elaborando un código de ética y moralidad para que nosotros podamos expulsar del Cohep cualquier empresario que haya sido condenado en un acto de corrrupción”, manifestó el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Juan Carlos Sikaffy.

Aclaró que las expulsiones solo procederán después que uno de los agremiados de las 74 gramiales, se le dicte sentencia firme por un caso de corrupción. Además, que “todos gozamos del estado de inocencia” y mientras no se le pruebe la culpabilidad una persona debe ser considerada libre de culpa.

“Entonces, cuando alguien haya sido vencido en juicio, en ese momento nosotros procederemos a expulsarlo”. Por ahora “no tenemos una lista, lo que estamos haciendo es el código de ética para que todos los empresarios” se apeguen en lineamientos con el “Pacto Global” que suscribió el Cohep con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la semana anterior.

Puedes leer: Honduras: Consumo de energía en verano crecerá 16%

En el conevnio “nos comprometemos como empresa privada a proteger el medio ambiente, los derechos humanos, a luchar contra la corrupción y la impunidad”. Según Sikaffy, “este es un gran paso que nosotros estamos dando para estar en esta lucha que no debe cesar”.

Este es un intento más de la cúpula empresarial, lo más reciente fue la elaboración de un proyecto con la desaparecida Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH), denominado “Lista Blanca de Empresas”.

El proyecto se quedó a medias después que venció la vigencia de la MACCIH en Honduras después que el gobierno no prorrogó la estadía del mecanismo que en cuatro años apoyó a los operadores de justicia en varios casos de opacidad donde aparecen empresarios ligados a casos de corrupción.

Este plan del Cohep coincide con la expiración de la MACCIH, el fortalecimiento del Foro Nacional de Convergencia (Fonac) y la creación de un frente contra la corrupción encabezado por el Ejecutivo y demás poderes e instituciones oficiales.

El proyecto tiene de preámbulo los retrocesos que presenta el país; en el Índice de Percepción de Corrupción de Transparencia Internacional 2019, Honduras cayó 14 posiciones en relación al del 2018. Del 2015 a la fecha ya son 35 puestos que ha perdido.

A nivel latinoamericano Honduras aparece entre los países considerados como los más corruptos junto a Paraguay, Guatemala, Nicaragua y Venezuela.

Recientemente, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y el Fosdeh presentaron un recuento donde aparece que el país pierde alrededor de 64,800 millones de lempiras al año por la corrupción, donde el sector privado aparece en el segundo puesto con un 30 por ciento, solo por debajo del crimen organizado.

*En alianza con La Tribuna