Uno de los grandes retos del sector privado hondureño, sigue siendo impulsar reformas tributarias, que coloquen al país en un nivel de competitividad óptimo, que permita alcanzar un crecimiento económico sostenido y eso trasladarse en beneficios sociales para toda la población hondureña.

El Cohep bajo la presidencia de Juan Carlos Sikaffy Canahuati, hizo algo inédito, presentó al Poder Ejecutivo dos anteproyectos de ley, uno referente a la Ley del Impuesto sobre la Renta y otro relacionado con la Ley de Impuesto sobre la Venta.

Puedes leer: Guatemala tendría una megaplanta recicladora de US$1000 millones en dos años

Con las leyes propuestas por el Cohep, se brinda seguridad jurídica a las inversiones, se llevan alivios financieros por las cargas impositivas que paga la clase media hondureña, que muchas veces es la más presionada.

En la propuesta de ley, se plantea de manera acertada que los gastos médicos y educativos que hoy suman 40,000 lempiras y que deben ser ampliados, representando estos uno de los principales gastos en los hogares de las familias hondureñas.

Asimismo, se plantean como gastos deducibles el pago de los gasto por vivienda, brindado con ello una oportunidad para que los hondureños puedan adquirir su propia casa.

Lee también: Exportaciones de El Salvador crecieron 5.5% y ascendieron a 509.8 mdd

Honduras demanda un sector privado y líderes empresariales proactivos a los diferentes cambios, que el mundo moderno presenta, igual ejemplo se ha visto con las propuestas de reformas a leyes, como la del Instituto de Formación Profesional (Infop), institución que presenta una deuda histórica con el país y de continuar manejándose como lo ha venido haciendo, no cumplira con su función formativa para el país.

Otra de las propuestas serias que ha hecho el Cohep, es la reforma al Instituto Hondureño de Seguridad Social.

No olvides leer: Gobierno de Costa Rica adjudica radial Lindora en Santa Ana

En Honduras solo 18% de la población tiene acceso a las pensiones por vejez, invalidez, enfermedad, maternidad y muerte, esta lucha de Cohep, ha puesto en la organización un rostro humano, que muestra el interés del sector privado en que la población tenga una atención de calidad en materia de salud.

*En alianza con La Tribuna de Honduras