La empresa Constructora Hernán Solís es la firma encargada de la ampliación de 5 a 7 carriles de la radial Santa Ana, por un monto de 13.3 millones de dólares (mdd), el equivalente a unos ¢7,645 millones.

La supervisión estará a cargo de la empresa Ginprosa, por un monto de 676,249 dólares, unos ¢387 millones.

Para el Ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, la adjudicación de la construcción de esta obra permite proyectar el inicio de trabajos para el segundo semestre del año y deberá estar lista en un plazo de 15 meses.

El tramo de 2.2 km entre el puente sobre el río Virilla, ampliando a 4 carriles hace año y medio, y el puente sobre el río Corrogres, es uno de los sectores con mayor congestionamiento vial del Oeste de la capital. Además, se estima en unos 35,000 vehículos el tránsito promedio diario.

Puedes leer: Costa Rica completó 19 evaluaciones para ser miembro de la OCDE

Este proyecto ofrecerá muchas ventajas para la administración pública y para los usuarios. Así, citó el Ministro, se sustituirá por completo el sistema de abastecimiento de agua potable ubicado bajo la carretera, con una proyección de vida útil de 25 años, lo que reducirá el riesgo de fugas prematuras que obliguen a romper la carretera para la reparación del problema y, por ende, no se “parcheará” la carretera nueva.

Asimismo, se construirá un sistema de canalización de aguas pluviales completamente nuevo, para evitar daños en la carretera que, igualmente, será edificada por completo desde su base y con un sistema constructivo de control del polvo, para generar la menor afectación posible a los usuarios, vecinos y comerciantes de la zona. Esta estructura de pavimento asfáltico tendrá una vida útil de 15 años.

Alejandro Rossi, director de UNOPS en Costa Rica, comentó: “La calidad de la obra, y un estricto cumplimiento con el cronograma será también un sello en este proyecto, en donde al menos el 10% del personal deberá ser mujeres, ya que este es uno de los requisitos que tendrá que cumplir la empresa, tal como se estableció en el contrato.”

Para este proyecto se destinó un millón de dólares para el traslado de servicios público, que incluye, entre otros, la cimentación del nuevo sistema de alumbrado público subterráneo.