El gasto en los productos de consumo masivo en Centroamérica disminuyó un 3% en el último trimestre de 2019, así lo indicó el estudio “Consumer Insights CAM”, elaborado por Kantar, división Worldpanel. 

La razón de la disminución de sebe a la reducción del ticket de compra, aunque se mantuvo la frecuencia, lo que quiere decir que los consumidores están gastando menos cada vez que visitan un punto de venta. Lo anterior significa que el consumidor prefirió marcas de menor costo.

El estudio determinó que “el 2019 fue un año con muchos temas alrededor de los países que conforman el istmo centroamericano, elecciones presidenciales en Guatemala, El Salvador, Panamá; extensión de la crisis económica en Nicaragua, temas de impuestos y reformas fiscales en Costa Rica; y huelgas en Honduras, estos y muchos más temas han desatado la incertidumbre del comprador centroamericano que está cambiando sus hábitos de consumo”.

Puedes leer: ¿Cuánto vale un aguacate en Asia? (y por qué Guatemala busca competir con México a nivel mundial)

El informe determinó que el comprador centroamericano cuenta con una gran variedad de marcas y se ha inclinado a adquirir aquellas que le resuelven sus necesidades y principalmente que cuidan su bolsillo por lo que se han desarrollado las de bajo costo.

Dentro de estas se considera las privadas (aquellas marcas llamadas también “blancas” que son propias de una cadena de detallista o distribuidor) y las que definen en Kantar como económicas (estas son las que tienen un precio 20% menor al promedio).

“El desarrollo de estas últimas ha provocado un cambio en el valor del mercado, especialmente en el sector de Cuidado del Hogar, donde las marcas privadas presentan su principal crecimiento. Por otro lado, las marcas económicas crecen más en el sector de Alimentos”, señaló.

Lee también: “Estamos listos para una propuesta de acuerdo comercial con Guatemala” : Canciller de Brasil

“Entendiendo estos cambios de hábitos de consumidores los ejes de búsqueda de los hogares están encabezados por la accesibilidad a estos productos que tiene que ver con el tamaño, precio, empaque, innovación, etc.”, añadió el estudio.

“Cada vez más el ciudadano toma la decisión de compra en el punto de venta, pero el reto está en que las marcas construyan empatía con el consumidor para que las prefieran en la góndola”, señaló la empresa.