Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Costa Rica sostuvo que el  alto déficit fiscal del país centroamericano es riesgo para su economía, debido a que su endeudamiento equivale al 58.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

A pesar de esta estimación, el FMI cree que Costa Rica crecerá 2.5% para 2020.

“El alto déficit fiscal es el principal riesgo para la estabilidad macroeconómica y se proyecta que la deuda supere el 60% del PIB en 2020”, concluyó un reporte del FMI.

Puedes leer: Avances del plan de descarbonización en Costa Rica

El FMI reconoció que la reforma fiscal y la regla fiscal, la última que entra en vigencia este año son primordiales para el país.

“La implementación exitosa de la reforma fiscal aprobada a finales del 2018 y de la regla fiscal que entró en vigor con el presupuesto del 2020 es fundamental para preservar la estabilidad macroeconómica y mejorar la confianza. Además, la puesta en marcha de medidas tributarias aprobadas empezó a generar mayores ingresos”, dijo Inci Otker, personera que dirigió el equipo del FMI.

Por el lado del gasto, el FMI señaló que se podrían lograr “avances en la eficiencia al racionalizar el gasto corriente, pero protegiendo la inversión de capital”; es decir, procurar que lo que se gaste tenga un impacto mayor: priorizar inversión.