Las redes de contacto femeninas están siendo inspiraciones y exponenciales, es solo a medida que vayamos ocupando puestos de mayor relevancia en nuestro entorno, que podremos ir ocupando más espacios y acortar esa brecha que tanto le ha costado a las empresas. No se debe a la timidez, ni al estilo de cada mujer, si  no a la falta de lideresas en cargo de mayor responsabilidad. Las famosas redes informales de empresas o círculos de empresa están recibiendo cada vez más visitas de mujeres.

Es creciente el número de mujeres que logran construir redes de contacto sólidas, de calidad de las cuales deriva una mayor influencia, oportunidades profesionales y de negocios. Una red óptima, es una de las columnas en la que se sustenta el éxito de las personas a nivel personal y profesional.  En un estudio dirigido por Inga Carboni de William & Mary School of Business “How successful Women Manage Their Networks” en el que han entrevistado a más 16500 personas de diferentes empresas; se destacan cuatro características comunes en la gestión de la red de contactos, que tienen en común las mujeres líderes más exitosas.

1.- Ágiles: gracias a la cercanía y sinceridad de sus relaciones, lo que hace que al pasar el tiempo se creen vínculos duraderos, dinámicos y de reciprocidad. Las redes de contacto de calidad de las mujeres son más fluidas, al toparse con algún nuevo proyecto o cargo, definen sus objetivos e inmediatamente revisan en su agenda a ver quién les ayudará a alcanzarlos

2.- Efectivas y eficaces: Creando equipos y trabajando de forma colaborativa, las mujeres suelen ser más honestas y responsables, además de ser más estratégicas y reflexivas:

  • Filtran citas y reuniones innecesarias
  • Evitan decisiones y  situaciones innecesarias
  • Agilizan sus reuniones
  • Establecen reglas efectivas para el intercambio de correos
  • Ahorran tiempo para pensar  en cosas más importantes
  • Aprovechan al máximo sus capacidades
  • Aprovechan al máximo la colaboración para fortalecer las relaciones y aumentar su visibilidad

3.- Ignoran las fronteras: Las directivas exitosas con redes de calidad, se relacionan a personas de diferentes rangos, en todas las áreas y departamentos. Traspasan las fronteras hacia arriba y hacia abajo creando relaciones transversales, accediendo a información en todos los niveles. Usualmente surge la pregunta ¿Quién no está en mi red y debería estarlo?

4.- Equilibran sus energías: Las mujeres exitosas no subestiman sus capacidades, habilidades y conocimientos, pero al mismo tiempo muestran su empatía y positividad, a través de su humor, carisma, pequeñas acciones y detalles para halagar a los otros, han desarrollado la capacidad de escucha e impulsan la creatividad en su entorno profesional, a su equipo y subordinados.

Este estudio ha hecho seguimiento a un gran número de personas, por 15 años, no sólo a mujeres, por lo cual también ha arrojado información crucial sobre las formas de actuar de hombres y mujeres de éxito. Las personas con redes de calidad las gestionan de forma óptima pero la energía que usan los hombres es diferente a la de las mujeres, ellas utilizan la amabilidad y la inteligencia emocional, que es donde radica la confianza como aspecto clave para el desarrollo de la red. Las redes de las mujeres son de confianza y desde ahí logran sus objetivos con la red; la redes de los hombres son de negocios.

Correo: [email protected]

Twitter: @NohelisRuizA

LinkedIn: Nohelis RUIZ ARVELO Lifehacker

Facebook:  @NohelisBSB

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.