Por Willian Cumes Y Andrea Orozco

El presidente dijo que recibió las reformas a la Ley de ONG y que después de consultas a tres constitucionalistas y la Secretaría General, ellos dicen que la normativa no contiene ninguna inconstitucionalidad.

Giammattei presentó notas periodísticas sobre malos manejos de los fondos en las ONG.

Dijo que un embajador lo llamó para decirle que estaba preocupado por esa ley, pero en su país sí están registradas las ONG. Indicó que “por privacidad” no revelará quién fue el diplomático con quien habló.

El mandatario afirmó que sancionó la ley porque es necesario fiscalizar cómo manejan los recursos públicos.

“Ante esta situación, he decidido sancionar esta ley y procederemos a elaborar el reglamento”, señaló el mandatario.

Giammattei indicó que hasta este jueves ninguna de las acciones presentadas en la Corte de Constitucionalidad han tenido resolución. “Si la Corte de Constitucionalidad vetara algún artículo, nosotros procederemos a acatar la resolución”, aseguró.

Giammattei restó importancia a las recomendaciones de congresistas estadounidenses para que vetara la ley. “Si a mí me temblaran las piernas por lo que dicen afuera, ¿entonces qué tipo de presidente tendría Guatemala?”, apuntó.

El rechazo a la Ley de ONG surgió porque en uno de sus artículos dice: “Si una ONG utiliza donaciones o financiamiento externo para alterar el orden público, será inmediatamente cancelada” y “sus directivos responsables serán imputados conforme a la legislación penal y civil vigente”.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACNUDH) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Guatemala manifestó sus reservas con respecto a la normativa.

“La reforma a la Ley de las Organizaciones No Gubernamentales podría afectar a la libertad de asociación, reunión y expresión, así como los espacios democráticos para la sociedad civil organizada”, detalló la oficina de la ONU en Guatemala mediante sus canales de comunicación.

“ONU Guatemala recuerda la importancia de adoptar leyes y políticas que garanticen espacios de participación democrática”, añadió la entidad internacional.

Además, el mandatario anunció que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) otorgará a Guatemala US$25.7 millones más para atender a los migrantes.

*En alianza con Prensa Libre