Por Natiana Gándara

Según un artículo de Forbes México publicado en enero pasado al cierre de 2019, la caída en ventas de autos en el mundo está por superar en unidades a la contracción que tuvo ese mercado durante la crisis económica de 2008, de acuerdo con datos de la calificadora Fitch Ratings.

La mayor contracción en el mercado mundial se dio en China, donde las ventas se contrajeron 11% respecto al año anterior a los primeros 10 meses de 2019, explica Fitch. Esta disminución en ventas se observó en otras regiones como Estados Unidos y Europa, donde la calificadora anticipó una caída cercana al 2% en ambos casos, con lo que dichos mercados cerrarán el año 2019 con ventas de 16.9 y 14 millones de unidades.

El mismo artículo cita la edición especial del Credit Journal de enero, y destaca que el 2019 cerrará con una caída en ventas de 3.1 millones de unidades, monto similar a las 3.2 millones que se redujeron las ventas en 2008 en comparación con 2007. Aun así, la caída hace 12 años representó un mayor porcentaje de pérdida, con 4.5%.

Los factores que impactan en las ventas son por la desaceleración económica mundial, el aumento de las tensiones comerciales y los dramáticos cambios regulatorios, impulsados en parte por la crisis climática.

Te puede interesar: Banca abre línea de crédito por Q12 mil millones para financiar empresas

Mercado estable y proyección conservadora

Jean Pierre Devaux, director ejecutivo de la Asociación de Importadores y Distribuidores de Vehículos Automotores (Aidva) compartió que a pesar del panorama mundial las expectativas de crecimiento para Guatemala son positivas y esperan que, de cumplirse con factores de regulación internos, estabilidad política y crecimiento económico, las proyecciones son alentadoras y se encuentran entre un 5 y 10% de crecimiento para este año.

El total de importaciones en el 2019 fue de 160 mil 975 unidades, por lo tanto, el porcentaje de participación del sector de vehículos nuevos asociados a Aidva es de un 18.26%.

El crecimiento para 2019 fue muy variado respecto a cada mes, pero en términos generales para ese año el sector de vehículos nuevos solo pudo crecer 0.73%, es decir, 213 unidades más que el año anterior, indicó Devaux.

El directivo analizó que el crecimiento conservador pudo estar favorecido en gran medida por el final del proceso electoral en agosto 2019 lo que permitió que el mismo Índice de Confianza en la Actividad Económica -ICAE- 2020 creciera favorablemente, en donde a enero del presente año este indicador creció un 39% respecto al mismo mes de 2019, y agregó que el crecimiento del índice se empezó a percibir a partir de julio de 2019.

Es a partir de agosto que el sector de vehículos nuevos empieza a crecer (a excepción de noviembre), los siete meses anteriores (a excepción de febrero con un crecimiento del 1%; y marzo con un 9%) estuvieron marcados por decrecimientos, afirmó.

El dato anterior reflejó que el país mantiene un crecimiento mínimo, influenciado por los escenarios mundiales descritos anteriormente y factores locales, como la falta de controles internos, sobre todo por la “competencia desleal” que según el ejecutivo se debe al cálculo y la forma de aplicar el cobro del Impuesto de Primera Matrícula (Iprima) a la importación de vehículos usados que luego se venden en el mercado “sin recibir garantías o respaldos por la compra”, enfatizó.

En opinión de Esteban Cáceres, gerente general de Continental Motores, S.A. perciben el mercado de vehículos nuevos como estable y la proyección de ventas para este año es de un 20% de crecimiento.

Everst Figueroa, gerente de país de Excel, comentó que tanto la venta como la participación de mercado se mantuvieron también estables a comparación del 2018.

Figueroa afirmó que existe una desaceleración en la venta de vehículos nuevos, promovida principalmente por China que experimentó su primer declive de ventas en el 2019, luego de 20 años de crecimiento constante. El mercado estadounidense creció marginalmente y algunos eventos económicos pusieron mucha presión sobre la industria.

“La industria ha evolucionado mucho en pocos años y las estrategias para la venta de vehículos nuevos también se están transformando. El segmento de SUVs es muy pujante y dinámico por lo que esperamos que este año se desarrolle aún más”, destacó el gerente de país de Excel.

Te puede interesar: Británicos buscan negocios de seguridad en Guatemala y visitaron ocho empresas

Factores internos

Otros factores locales que observan en Aidva son, por ejemplo, desincentivo en la compra de vehículos nuevos, por tendencias de movilidad a través de taxis o por aplicaciones tecnológicas, así como el uso de motocicletas que se venden a las personas “sin verificar los requisitos mínimos de conducción o licencia de conducir”, resaltó el directivo.

También, señaló la limitación tanto de personal como de recursos de la Intendencia de Verificación Especial -IVE-, quienes no poseen la capacidad de alcanzar a todos los distribuidores de vehículos usados, quienes también son “personas obligadas” para la prevención del lavado de dinero y otros activos.

“El 100% de los distribuidores de vehículos nuevos son auditados conforme a las leyes de Lavado de Dinero u Otros Activos y el Financiamiento del Terrorismo en Guatemala, y el no tener el alcance necesario para la completa aplicación de la ley a todas las personas obligadas se genera una competencia desleal, no digamos escasos resultados por alcanzar los objetivos previstos en las mismas leyes por parte de las autoridades responsables”, manifestó Devaux.

Te puede interesar: FMI y BM, ‘listos’ para enfrentar al coronavirus con todos sus ‘instrumentos’

Estrategia 2020

Devaux compartió que la estrategia de la mayoría de los asociados de Aidva para este año estará centrada en mantener la seguridad de los clientes mediante la importación de vehículos que contengan las mejores tecnologías de seguridad para el conductor y sus ocupantes, seguridad ambiental en cuanto a mantener los más estrictos controles de emisiones contaminantes que desde 1998 no se retoma el tema a nivel nacional pero que están conscientes que es un tema importancia para las nuevas generaciones.

Cáceres de Continental Motores dijo que proyectan un crecimiento de un 20% para el 2020 y le apostarán al lanzamiento de nuevos productos reforzando la innovación de los modelos en cuanto a tecnología y seguridad.

“Mejorar la experiencia de compra de vehículos”, es la apuesta de Excel afirmó Figueroa, quienes en el 2019 conmemoraron sus 100 años con una nueva imagen.

*En alianza con Prensa Libre