EFE.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hoy que Latinoamérica debe aprovechar el hecho de que sea una de las regiones del mundo con un número muy limitado de casos de coronavirus para preparar una “estrategia de contención agresiva” que permita un control rápido si el virus se expande.

“Los países de Latinoamérica están en la categoría de los que tienen pocos o ningún caso. ¿Por qué esperar cuando hay tan pocos casos que se pueden contener? Sería completamente irracional”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa para informar sobre la evolución de la epidemia.

Precisó que los casos en esa región se limitan a 7 en Ecuador, 5 en México, 2 en Brasil y uno en República Dominicana.

“No hay una receta que se ajuste a todos los países, porque cada realidad es diferente, pero nuestra recomendación es adoptar un enfoque integral, que debe empezar por la contención”, explicó, tras comentar que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, había llamado a la OMS para recibir los consejos directos de Tedros.

“El presidente de Chile quiere hacer todo lo posible para prevenir que aparezcan casos, y si aparecen, para contenerlos lo más rápido posible”, explicó el director de la organización.

Frente a la paranoia que ha provocado la epidemia de COVID-19 en muchos países, Tedros recordó que hay 122 países que no tienen ni un solo caso y que en otros 21 sólo hay una persona contagiada por el virus descubierto el pasado enero.

China ha reportado al día de hoy 90.893 casos (incluyendo 3.110 fallecidos), mientras que fuera de ese país hay 1.848 casos.

El 80% de estos últimos se concentran en sólo tres países: Italia, Irán y Corea del Sur.

La situación más complicada se vive en Irán debido a que la cantidad de equipamiento de protección para el personal médico que atiende a los enfermos está resultando insuficiente.

Por esta razón, una misión de especialistas enviada por la OMS para ayudar al Gobierno iraní a contener la propagación del coronavirus ha llevado al mismo tiempo una importante cantidad de material de protección, así como 100,000 pruebas de diagnóstico.

“El problema es el suministro y hay preocupación entre el personal médico de que lo que tienen no es suficiente. Esto es lo más urgente para Irán”, explicó por su parte el director ejecutivo para emergenciassanitarias de la OMS, Mike Ryan.

En otro momento de su diálogo con los periodistas, Tedros se refirió los próximos Juegos Olímpicos de Tokio y reveló que ha acordado con el Comité Olímpico Internacional que se hará un seguimiento de la situación en Japón, donde las autoridades “están haciendo todo lo que pueden para contener la epidemia”.

Sobre la eventualidad de cancelar ese gran evento deportivo, el responsable de la OMS dijo que es “muy pronto” para tomar una decisión de esta magnitud y que las tres partes discutirán previamente si debe haber algún anuncio a ese respecto.

Ryan dijo que los países donde no hay casos de coronavirus no tienen porque cancelar ningún evento público.