EFE.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) implementarán en Honduras y República Dominicana el proyecto Prevención del Embarazo Adolescente, informó este martes el Gobierno dominicano.

La iniciativa busca reducir la tasa de embarazo en adolescentes y promover la salud y el bienestar equitativo para esta población a través de acciones de las autoridades de salud nacionales, con el apoyo y acompañamiento técnico de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

En Centroamérica se concentran los países con las mayores tasas de fecundidad adolescente de la región, siendo la más alta la de República Dominicana (100,6 nacimientos por cada 1.000 menores), mientras que la tasa de Honduras, también entre las más elevadas, es de 68,4 por 1.000, según un comunicado del Ministerio dominicano de Salud Pública.

Te puede interesar: Mujeres hondureñas piden recursos y declarar emergencia por muertes violentas

El embarazo en la adolescencia es una problemática que tiene repercusiones negativas para la madre, sus hijos y para la sociedad en general.

Un embarazo durante la adolescencia obstaculiza el desarrollo psicosocial de las adolescentes, se asocia con resultados deficientes en materia de salud para ellas y para sus hijos, impacta negativamente en sus oportunidades educativas y laborales, y contribuye a perpetuar los ciclos intergeneracionales de pobreza.

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, dijo durante la presentación de este plan que cuando se logra reducir el embarazo en adolescentes se impacta positivamente en la perspectiva de desarrollo de las menores y sus familias y, por tanto, de la sociedad.

El coordinador para Centroamérica de la AACID, Raúl Muñoz Jiménez, señaló que “cuando se formula un proyecto que (como este) responde a una necesidad sentida por la población y por las personas encargadas de brindar los servicios de salud, las probabilidades de éxito son muy altas”.

La representante de OPS/OMS en República Dominicana, Alma Morales Salinas, explicó que la organización cuenta con estrategias y planes que van más allá de concentrarse en las tasas de mortalidad y factores de riesgo de los adolescentes.

“Los enfoques de la salud adolescente apuntan a cultivar bienes de desarrollo afirmativo, como el empoderamiento de las mujeres y niñas, la conectividad, la resiliencia, las competencias sociales, emocionales y cognitivas, la autodeterminación progresiva y la confianza en la propia capacidad; todo esto contribuyendo a los proyectos de vida y al desarrollo personal”, puntualizó.

Te puede interesar: La economía dominicana creció 5.1 % en 2019 pese a la caída del turismo

Los resultados que se esperan a partir de la implementación de este proyecto, que tendrá una duración de 18 meses, son mejorar en el acceso a información sobre salud sexual y reproductiva en adolescentes de grupos vulnerables e incrementar los servicios de salud que responden a las necesidades de adolescentes.

También impulsar el acceso a métodos anticonceptivos modernos en adolescentes en grupos vulnerables, reducir la tasa específica de fecundidad en niñas y adolescentes y equilibrar la carga de embarazo adolescente entre los diversos grupos de ambos países (rural/urbana; etnicidad, nivel de escolaridad).