El ministro de Salud Pública de República Dominicana, Rafael Sánchez Cárdenas, se reunió con empresarios para ofrecer información actualizada sobre la realidad del coronavirus (COVID-19) en el país y coordinar acciones que permitan prevenir que la expansión del virus afecte las actividades productivas, así lo dio a conocer a través de un comunicado.

En la reunión estuvieron presentes directivos de los industriales, de las empresas privadas, zonas francas, turismo, las farmacéuticas y otros sectores productivos, quienes preguntaron al ministro sobre sus más urgentes inquietudes y externaron su disposición de colaborar con las campañas de educación y la implementación de medidas en sus centros de trabajo.

Puedes leer: 3 consejos de Mirciny Moliviatis para empoderar a las mujeres centroamericanas

El ministro de Salud expuso que la prevención del coronavirus es un tema país donde todos los sectores tienen que participar y colaborar orientando a la población y tomando ellos mismos las previsiones de lugar.

Asimismo, puso a la disposición de los empresarios el equipo de técnicos de Salud Pública para asistirles en lo que ameriten, enfatizando que en materia de información, educación y concienciación el organismo regulador cuenta con un personal capacitado.

“Hay que evitar mal informar, las redes sociales están siendo utilizadas para crear pánico, rumores y desasosiego a las familias dominicanas, las acciones que estamos tomando es por el bien de todos y amerita que nos unamos para contrarrestar la enfermedad, vamos a trabajar todos juntos”, comentó

Lee también:La organización de los juegos olímpicos estará a tiempo a pesar del COVID-19

El presidente de la Asociación de Industrias, Celso Juan Marranzini, consideró que las autoridades han sido muy cuidadosas en el seguimiento de esta situación para impedir que la epidemia se propague en el país.

Añadió que lo importante es que se tenga la información oportuna, que se evite el pánico y que se desarrolle una campaña de concientización para evitar que este virus se propague y la ciudadanía sufra lo menos posible el impacto del mismo.