EFE.- La Ciudad del Vaticano ha registrado el primer caso de coronavirus, por lo que desde hoy se han cerrado los centros sanitarios del Estado pontificio para proceder a su desinfección.

“La Dirección de Sanidad e Higiene ha informado a las autoridades competentes italianas y se han implementado los protocolos sanitarios previstos”, explicó en una nota el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

No se ha comunicado si han sido necesarias medidas de cuarentena entre los empleados y habitantes de la Ciudad del Vaticano.

La Pontificia Academia para la Vida, en la Vía de la Conciliación, explicó en un comunicado que el enfermo había participado en una conferencia los días 26, 27 y 28 de febrero y que ha comunicado lo ocurrido al resto de asistentes por correo electrónico.

La academia ha asegurado que las charlas se desarrollaron en “cumplimiento a los criterios de seguridad y a las normas higiénico-sanitarias en vigor aquellos días”, cuando ya había estallado la crisis del coronavirus en el norte de Italia.

El infectado es un religioso y se encuentra ingresado en el hospital policlínico Gemelli de Roma, según fuentes vaticanas.

El Vaticano, como Italia, ya había aplicado normas para evitar la difusión del contagio.

Este jueves se informó de que se estaban estudiando medidas ante los eventos que congregan a turistas y fieles, como las audiencias generales de los miércoles con el papa o el rezo del Ángelus dominical en la plaza de San Pedro.

La Santa Sede se adecuaría así al decreto emitido por el Gobierno italiano que ha suspendido todos los eventos que conlleven aglomeraciones, a fin de contener la epidemia.

El papa, que está resfriado, se sometió a la prueba del coronavirus y dio negativo, publicó el diario “Il Messaggero”.