EFE.- La Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador presentó este lunes una aplicación móvil digital con la que se busca asesorar a mujeres que son víctimas de violencia machista.

La aplicación digital denominada “Libre” es una herramienta que brinda información para ayudar a las usuarias a identificar cualquier manifestación de violencia y asistir a las que sufren los diversos tipo de violencia.

Contiene definiciones y ejemplos de violencia económica, física, psicológica y emocional, patrimonial, sexual, simbólica y violencia feminicida, según lo informó la FGR.

Además, proporciona información de los lugares más cercanos a los que las mujeres pueden acudir para denunciar sus casos y ser atendidas.

“Este día queremos sentar un precedente como Fiscalía en apoyo a la niñas y mujeres salvadoreñas. Estamos dando a la población una herramienta digital que busca asesorar a las mujeres que sean víctimas de violencia”, dijo el fiscal general, Raúl Melara.

Señaló que el proyecto es una “oportunidad para que las mujeres salgan del circulo de violencia en el que viven”.

“Nos enfrentamos a una difícil realidad. El mundo ha logrado avances sin precedentes, existen al día de hoy restricciones que impiden a que 2.700 millones de mujeres accedan a las mismas opciones que los hombres y una de cada tres mujeres sufre violencia”, agregó.

El Salvador es considerado por Amnistía Internacional (AI) como uno de los países más peligrosos del mundo para las mujeres.

Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indican que la cifra de mujeres asesinadas por violencia de género supera las 3.800 al año en América Latina.

En 2018 las tasas de feminicidio más elevadas se registraban en El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana, en otras naciones, como México y Argentina.

Te puede interesar:Amaya Coppens,recibe el premio Mujeres Coraje de 2020 (IWOC)

La indignación ante la ola de feminicidios en Latinoamérica, donde se estima que más de 3.800 mujeres son asesinadas cada año por razones de género, llevó este 8 de marzo nuevamente a las calles a un fortalecido movimiento feminista que ha alcanzado, como nunca antes, marcar la agenda política y social de la región.