EFE.- El equipo médico chino contra la epidemia de coronavirus, que dirige el prestigioso neumólogo, Zhong Nanshan, ha probado un nuevo método para la detección de la enfermedad a través de la extracción de una gota de sangre, cuyos resultados se pueden obtener en 15 minutos, informaron este miércoles los medios locales.

Según un artículo que el equipo de Zhong publicó en el “Journal of Medical Virology”, este método permitirá reducir considerablemente el tiempo de detección de la enfermedad y se podrá usar además como prueba complementaria para los pacientes con pruebas negativas de ácido nucleico, el principal test de diagnóstico empleado hasta el momento.

El nuevo sistema de diagnóstico se puede usar como método de detección rápida ya que los test de ácido nucleico demoran varias horas y precisan de un equipamiento específico que, en ocasiones, no está disponible.

El equipo de investigación aseguró en esa publicación médica que el test es “conveniente, rápido, seguro y altamente sensible”, según el portal digital chino “The Paper”.

El test, que funciona con un reactivo de detección de anticuerpos, se probó en hospitales de todo el país a través de las muestras clínicas de pacientes con COVID-19, en pruebas que verificaron la sensibilidad de detección y la especificidad del reactivo y el valor de la aplicación clínica, indica el portal.

Una prueba viral de ácido nucleico precisa entre tres y cuatro horas, mientras que el reactivo produce resultados en aproximadamente 15 minutos.

Para realizar este análisis basta con la extracción de la sangre de la yema de los dedos y el equipo de investigación sugirió que el test de detección rápida de anticuerpos puede usarse como prueba que se puede realizar junto a la cama de un paciente.

Por ello esperan utilizarlo durante el periodo “de movimiento de personal a gran escala, incluida la vuelta al trabajo” en China, según “The Paper”.

Los nuevos casos de contagio del coronavirus en China sumaron 24 positivos en las últimas 24 horas frente a los 19 contabilizados en la jornada anterior, informó hoy la Comisión Nacional de Salud del país asiático.

Además, el virus causó 22 nuevos decesos por la resultante neumonía COVID-19, cinco más que el día previo.

Según los últimos datos oficiales, los fallecidos en China suman en total 3,158, mientras que el número de infectados detectados hasta ahora alcanza los 80,778.