EFE.- El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Unión Europea (UE) informaron este miércoles del diseño de un plan de acciones en innovación, productos e indicadores para contribuir a la resiliencia al cambio climático y la seguridad alimentaria de 3.000 pequeños productores en Centroamérica.

La iniciativa a cargo del IICA y financiada por la UE, se hace en cooperación técnica conjunta con el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), con el objetivo de atender los desafíos de los productores de pequeña escala de la región mediante un enfoque de innovación agropecuaria.

“Los impactos climáticos negativos sobre los pequeños productores en el corredor seco centroamericano comprometen la seguridad alimentaria y la capacidad productiva en la región. Si no hacemos nada esta será una causa más de la expulsión de miles de personas del campo y del desinterés o la falta de oportunidades para las nuevas generaciones”, expresó el coordinador de Asuntos Especiales de la Región Central del IICA, Erick Quirós.

Las autoridades indicaron que la semana pasada se reunieron en Nicaragua para construir una hoja de ruta con socios institucionales de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, países miembros del proyecto Sistemas Agroforestales Adaptados para el Corredor Seco Centroamericano (AGRO-INNOVA).

En el encuentro se definieron los criterios técnicos para determinar los territorios de intervención, la estrategia de coordinación con organizaciones de productores, el impulso de innovaciones agropecuarias adaptadas al cambio climático y el fortalecimiento de la seguridad alimentaria de los productores en el corredor seco centroamericano.

“Esperamos que esta iniciativa tenga un impacto tangible en los agricultores de la región, necesitamos dar un salto de calidad con el uso amplio de nuevas tecnologías que ayuden a producir alimentos de manera sostenible y rentable”, dijo el funcionario de la Sección de Cooperación-Integración Regional de la UE, Álvaro Herdocia.

Los resultados de la planificación están enfocados en que los pequeños productores agrícolas cuenten con modelos de gestión para el desarrollo y el establecimiento de estrategias para la innovación, mediante el fortalecimiento de capacidades en la producción agrícola y pecuaria, con base en sistemas agroforestales multiestrato (SAFM).

También se implementarán modelos de innovación mediante parcelas demostrativas y se articularán estrategias para la gestión del conocimiento en SAFM, con el objetivo de fortalecer las capacidades de los institutos de investigación, los ministerios de agricultura, las universidades, las organizaciones de pequeños productores y sus familias.

La construcción del plan operativo global de AGRO-INNOVA proveería orientación técnica y administrativa para desarrollar 90 parcelas demostrativas con ensayos de innovación agropecuaria y agroforestal, y para la gestión de los comités técnicos agroforestales a nivel nacional en los seis países involucrados.

El proyecto AGRO-INNOVA a cargo del IICA que, a partir del 2020, generará las condiciones necesarias para la transferencia tecnológica mediante sistemas agroforestales multiestratos, en cooperación técnica conjunta con el CATIE y financiada por Unión Europea, socio clave para el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza en Centroamérica.