Por Urías Gamarro

La habilitación de un aeropuerto de carga en Escuintla y la edificación de por lo menos 50 mil viviendas de interés social, fueron las iniciativas que el mandatario conversó con socios de la CGC.

“Queremos arrancar ya, y logramos fondos con los Estados Unidos de US$1 mil millones para que la iniciativa privada empiece a construir vivienda y que utilicen esos recursos”, puntualizó el mandatario, quien afirmó que existen otros fondos por unos US$3 mil millones para infraestructura vial, puertos y aeropuertos, entre otros rubros.

El gobernante expresó que el proyecto de vivienda social tendría una mensualidad promedio de entre Q700 a Q1 mil 400 y confirmó que se realizó una transferencia al Crédito Hipotecario Nacional (CHN) para esta iniciativa por Q100 millones.

A la vez reiteró que realizan reformas a la Ley de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica (Anadie) para impulsar los programas.

Mencionó la construcción de la Transversal del Sur (TVS) de cuatro carriles desde Puerto Champerico Retalhuleu a la Empresa Portuaria Quetzal en Escuintla de 110 kilómetros.

Viabilidad técnica

Mariano Díaz, viceministro de Comunicaciones encargado del área de Puertos y Aeropuertos, explicó que en la actualidad están en discusión con otras entidades los estudios de factibilidad para la construcción de un aeropuerto de carga en Escuintla.

Los análisis implicarán aspectos como el largo de pista de aterrizaje del aeropuerto de Puerto de San José, la iluminación, suministro de combustibles para los aviones, instalaciones de atención de carga y pasajeros, así como los radares, para que pueda ser certificado internacionalmente.

También la construcción de cámaras de frío para el almacenaje de productos frescos o congelados para la exportación.

“Hay una serie de variables que se deben considerar en el aeropuerto de carga y la operatividad como las naves que pueden aterrizar en este aeropuerto”, subrayó el viceministro.

Indicó que se debe ampliar la pista de aterrizaje por lo menos unos 300 metros, que puede ser del lado norte o sur, pero será algo que se determinará con los resultados del análisis.

El funcionario precisó que, si la ampliación es para el lado norte, limitaría con la autopista de Puerto Quetzal y supone la construcción de un paso a desnivel o bien un desvió hacia Puerto de San José.

*En alianza con Prensa Libre