EFE.- Austria ordenó este viernes el cierre de todos los comercios a partir del lunes próximo, salvo supermercados, farmacias, gasolineras y bancos, además de suspender conexiones de vuelo con España, Francia y Suiza.

De esta forma, el Gobierno austríaco espera frenar el aumento exponencial de los contagios de coronavirus, según dijo en una rueda de prensa el canciller federal del país, el conservador Sebastian Kurz.

Para combatir algunos focos de contagio, las autoridades van a poner bajo cuarentena durante dos semanas a dos zonas en el Tirol austríaco, donde todos los hoteles han sido clausurados hoy.

Las localidades más conocidas afectadas por esta clausura son las estaciones de esquí de Ischgl y Sankt Anton.

Los turistas extranjeros que se encuentren en estos lugares, sobre todo estaciones de esquí, podrán abandonar Austria para volver a sus países de origen.

En ese sentido, los viajeros austríacos que se encuentren en España, Francia y Suiza son llamados a volver lo antes posible a sus hogares en Austria.

En cuanto a las relaciones laborales, Kurz hizo un llamamiento a todos los empresarios a permitir a sus empleados, siempre que sea posible, trabajar desde casa.

“A partir del lunes, deberemos reducir a un mínimo nuestra vida social. Lo hacemos para proteger lo mejor posible a la gente mayor”, dijo Kurz, al tiempo que garantizó el abastecimiento con bienes de primera necesidad, incluyendo alimentos.

“Nadie debe tener miedo de que el abastecimiento básico está en peligro”, aseguró el primer ministro, en referencia a las compras masivas en los supermercados que se produjeron hoy en todo el país.

Para mitigar los efectos de la expansión del virus sobre la economía, el Ejecutivo austríaco formado por conservadores y ecologistas presentará mañana sábado “un paquete de ayudas económicas”.

Por otra parte, el ministro del Interior, Karl Nehammer, descartó de forma categórica informaciones que circulan en las redes sociales sobre un supuesto toque de queda en el país.

Austria, donde todas las escuelas estarán cerradas a partir del mismo lunes, ha contabilizado hasta ahora 432 casos positivos con coronavirus, con un fallecido, aunque las autoridades anticipan un fuerte aumento de casos en los próximos días.

El Gobierno austríaco viene anunciando desde hace varios días medidas y restricciones contra el coronavirus.