Luis Antonio Vargas, Digital Transformation, Cisco Centroamérica

Cisco celebró en días pasados ser nombrada la compañía #1 Great Place to Work en el mundo y por segundo año consecutivo obtuvo el primer lugar en Costa Rica y el segundo lugar en Centroamérica, en empresas de 100 y 500 colaboradores en Centroamérica, según la más reciente edición de la consultora Great Place to Work Institute. Sin duda alguna este es un gran logro, pero resulta aún más interesante conocer ese factor común que aprecian los colaboradores en Cisco: el teletrabajo.  

En materia de experiencias de trabajo colaborativo en forma digital, Cisco es un caso de estudio muy exitoso e interesante para revisar. Actualmente se cuenta con colaboradores que trabajan desde su casa y brindan soporte global, también aquellos que por su trabajo deben estar continuamente viajando y llevan consigo las herramientas para colaborar donde quiera que se encuentren. Por otro lado, existen los puntos de encuentro en las oficinas alrededor del mundo que se han adecuado para manejar eficientemente reuniones o encuentros cara a cara; sin embargo, cuando no existe la posibilidad de estar de forma presencial, las herramientas de telepresencia brindan experiencias los más cercanas posibles a ello.

En sus diferentes formas, el trabajo digital -llámese teletrabajo, trabajo desde casa, trabajo móvil, co-working, o incluso la trasformación de los espacios de trabajo de oficia en ambientes digitales- realmente pueden transformar la experiencia de los colaboradores, clientes y socios, y además, impactar de forma positiva en la productividad y eficiencia de la operación del negocio, beneficiando a la sociedad desde diversas aristas.

Entre los beneficios del teletrabajo se podrían enumerar los siguientes casos:

Beneficios para el colaborador:

  • Calidad de Vida: Posibilidad de compartir más tiempo en familia y en proyectos personales.
  • Flexibilidad: Ambiente flexible para administrar mejor su tiempo y agenda.
  • Inclusión: Apertura de oportunidades laborales a personas que se les dificulta desplazarse por una condición física especial, u de otra índole; o bien, padres de familia que deben brindar atención al cuido de hijos o familiares mayores en casa.

Beneficios para el empleador:

  • Atracción y retención de talento ya que es una modalidad de gran interés para los colaboradores.
  • Agilidad del negocio y sus operaciones al poder cumplir con todos los objetivos laborales a través de herramientas de trabajo que permiten movilidad y seguridad de datos.
  • Mejora en la productividad al maximizar el tiempo de cada persona.
  • Ahorro de costos y uso más adecuado de las plantas físicas.

 Beneficios para la sociedad:

  • Apoyo en la disminución del impacto en la huella carbono.
  • Disminución de la presión urbana por infraestructura pública al reducir la cantidad de personas que deben transitar en las calles.
  • Apertura de oportunidades e inclusión de grupos con menor acceso a oportunidades laborales.
  • Dinamización de la economía, ya que al contar con la posibilidad de aumentar la fuerza laboral se incrementa la productividad al país y por consiguiente los beneficios a la economía.
  • Homogenización de las oportunidades laborales a nivel de territorios, es decir, el teletrabajo no cuenta con límite de distancias. Personas de cualquier lugar del país pueden beneficiarse de ofertas laborales generando así un apoyo en la disminución de la brecha de desempleo.

¿Qué se requiere para una adopción exitosa de teletrabajo?

Debemos tener presente que para implementar el teletrabajo en una empresa no hay una receta única, se debe buscar una solución a la medida según las necesidades de la organización y su negocio.

Toda organización posee características distintas, por tanto, la solución seleccionada se debe adecuar a procesos, gente y tecnología para un resultado exitoso. Desde Cisco se recomienda tomar en consideración los siguientes 3 pilares para una adecuada adopción del teletrabajo:

Enfoque en experiencia colaborativa: Utilizar herramientas adecuadas para crear las experiencias de colaboración, es decir, de trabajo en equipo. Esto es fundamental cuando el teletrabajador debe interactuar con clientes, miembros de sus equipos, compañeros, etc.

Cisco, por ejemplo, utiliza en el día a día soluciones como Cisco WebEx Teams y Cisco WebEx Meetings, plataformas diseñadas para que el trabajo diario en equipo fluya sin problemas.

Seguridad integral: Contar con una solución integral que permita que las políticas de seguridad de la empresa sean adoptadas también por los trabajadores remotos. Para esto existen soluciones de protección como servicios en la nube, protección de end points y gestión de políticas y dispositivos para que el riesgo de ciberseguridad no sea un obstáculo.

En el caso de Cisco, el uso de soluciones como Cisco Umbrella, AMP, Cloudlock, entre otras, garantizan que los datos empresariales y de sus clientes están protegidos sin importar donde esté el colaborador.

Conectividad simplificada:  Los elementos propios de conectividad y su gestión deben ser simples de manera que sea escalable y permita una gestión sostenible, con sentido económico; asegurando al mismo tiempo, la continuidad del negocio y la confiabilidad de los sistemas.  

Soluciones como Cisco Meraki o Cisco SDWAN son algunas de las soluciones que Cisco ofrece y utiliza a nivel mundial para tener a sus equipos siempre conectados.

En definitiva, actualmente se cuentan con las herramientas tecnológicas para adoptar el teletrabajo en la región de Centroamérica. Toda experiencia de trabajo digital unirá los componentes de una cultura de colaboración y crecimiento a lo interno, con alto impacto y sostenibilidad a lo externo, liderado por procesos de transformación e innovación.

¿Le interesa conocer cómo es la vida de un colaborador de Cisco gracias al Teletrabajo? Vea el minidocumental aquí