EFE.- El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, calculó este miércoles que el crecimiento estimado de entre 4.1 y 3.6% del producto interno bruto (PIB) para 2020 se verá afectado como mínimo en un punto porcentual debido a la crisis económica por la pandemia del coronavirus.

Durante una comparecencia ante el Congreso para presentar un plan de reactivación económica por la pandemia, Giammattei aseguró que la crisis económica podría implicar un crecimiento del 2.5%, un punto menos que lo alcanzado en 2019, pero aseguró que su propuesta podría dejarlo en un 3.1%.

“A consecuencia del coronavirus, la economía del mundo se ha contraído”, indicó al enfatizar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó que “Europa está en recesión”.

Eso “ha afectado el crecimiento de nuestros principales socios comerciales y eso nos va a impactar”, agregó.

Antes de la emergencia, “el Banco de Guatemala (central) estimó que llegaríamos a tener un crecimiento de entre el 3,6 y el 4,1 por ciento al cerrar el 2020”, recordó Giammattei.

MÁS PRESUPUESTO

La política de “reactivación” económica que deberá aprobar el Congreso incluye una solicitud de ampliación presupuestaria de 7.000 millones de quetzales (unos 916 millones de dólares) al presupuesto vigente para 2020, que es el mismo con el que contó Guatemala en 2019: alrededor de 11.475 millones de dólares.

Además, subrayó que buscará incrementar el gasto público para ayudar a reactivar la economía y el empleo, así como disminuir “entre 20 y 25 % los gastos de funcionamiento del Estado”.

Giammattei propuso concretar sus planes de “infraestructura estratégica”, contemplada en su plan de trabajo, con relación a la inversión en puertos, aeropuertos y en un tren rápido, así como un metrorriel en la capital del país y la carretera “transversal del sur”, para unir dos puertos en el Pacífico.

También, implementará “transferencias monetarias” por casi 46 millones de dólares para apoyar a familias en la pobreza y pobreza extrema, especialmente adultos mayores, los principales potenciales afectados por el coronavirus, además de una inversión de más de 13 millones de dólares para programas de vivienda social y una dotación de recursos para las escuelas públicas.

El mandatario sostuvo que habría un fondo de garantía de unos 13 millones de dólares en créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas, que son “los grandes generadores de empleo” de Guatemala.

Agregó que pretende alcanzar una devolución del crédito fiscal a exportadores por unos 340 millones de dólares, “para que tengan alivio financiero durante la emergencia”.

El presidente instó además al sector privado a cumplir con sus obligaciones para preservar el empleo y salario de los trabajadores y dijo que continuará la demanda de monedas y billetes en el sistema con el fin de seguir “participando en el mercado cambiario para evitar volatilidad”.

APOYO EXTERNO

El presidente solicitó a los diputados aprobar un préstamo externo por 200 millones de dólares del Banco Mundial de un fondo para emergencias como la que enfrenta el país y usarlo “solo si fuera necesario”.

Giammattei recordó que el Banco Centroamericano de Integración Económica ya entregó 193 millones de dólares para la construcción de siete hospitales transitorios y el remozamiento de “muchos centros de salud”.

Expresó además la necesidad del país de “comprar edificios” o terrenos para construir para algunas entidades públicas, incluyendo al propio Congreso y dejar así de pagar las “rentas altas” que le significan al erario.

CRISIS SIN PRECEDENTES

Este plan requerirá, según Giammattei, del esfuerzo de todos los guatemaltecos que, en sus palabras, no había enfrentado una crisis similar desde el terremoto de 1976 que dejó al menos 10.000 víctimas en el país.

“Hoy no tenemos un terremoto, tenemos una pandemia que nos puede generar una crisis sin precedentes si no preparamos el sistema de salud para el peor escenario. Queremos salir adelante con el mejor escenario económico” y lograr “construir esa Guatemala diferente para que el país resurja como el ave fénix y se levante con el nombre de una Guatemala inmortal”, concluyó.

Antes de presentar el plan, el presidente informó de un nuevo caso confirmado de coronavirus que se suma otros seis identificados y a una persona fallecida, la única hasta el momento, el domingo pasado.

Puedes leer: Guatemala: Diaco asegura que hay suficientes mascarillas y alimentos básicos