El Gabinete Económico hondureño no descarta la aprobación de nuevas medidas anticíclicas para enfrentar el impacto del COVID-19, similares a disposiciones adoptadas desde el año anterior que han generado buenos resultados en el contexto de liquidez bancaria.

Medidas anticíclicas son acciones que toman los gobiernos o autoridades en función de mantener la estabilidad económica, es decir, el crecimiento, precios y ocupación, mediante instrumentos de política económica y compensatorias tendientes a suavizar el ciclo.

La estimación sobre crecimiento entre 2.7 y 3.1 en el Producto Interno Bruto (PIB) para 2020, prácticamente ya no será posible, debido a la desaceleración económica que se produce por el lado de la oferta y demanda. Algunos bienes y servicios no se ofertan por la ruptura en cadenas de suministro y problemas de importación.
El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, adelantó que en los primeros dos mese, muchas variables terminaron mejor que el año anterior, pero es incierto lo que pueda ocurrir a partir de marzo.

En diciembre pasado el BCH hizo la primera reduccion de 25 puntos básicos a la Tasa de Política Monetaria (TPM), iniciativa que se repitió a inicios de febrero de este año, cuando no se preveía una epidemia como el COVID-19.

“Empezamos a tomar medidas expansivas a través de política monetaria, liberamos recursos que eran obligatorios que los bancos tuvieran en el BCH, esa primera liberación fue de 2,100 millones de lempiras y ahora vemos que existe liquidez fuerte”, destacó Cerrato.

Según indicadores semanales del BCH, al 31 de diciembre pasado se cerró con inversiones del sistema financiero a corto plazo por el orden de 6 mil millones de lempiras y al 5 de marzo se duplicó más del doble en alreadedor de 13 mil millones de lempiras.

“Estas medidas que hemos venido tomando contribuyen a que haya mayor liquidez aquí es donde habrá que aprovechar oportunidades que pueda dar esta situación o ver como las empresas afectadas en sus ingresos dispongan de recursos a mejores condiciones para financiar y mantener su operatividad”, concluyó Wilfredo Cerrato.

*En alianza con La Tribuna