La Unión Nacional para la Defensa de la Clase Trabajadora (UNT) de El Salvador pidió la implementación de un plan para paliar el golpe económico del coronavirus (COVID-19), y solicitaron suspender durante la emergencia el pago de servicios de agua, energía eléctrica y elevar el subsidio al gas propano, así lo indicó la gremial a través de un comunicado.

La medida se fundamenta en el cuidado de los trabajadores que pasan una situación difícil.

Además, buscan “declarar la eliminación de multas e intereses, moras a las deudas bancarias”, que incluyen tarjetas de crédito, créditos personales e hipotecarios, así como deudas con las  tiendas de electrodomésticos y “la suspensión de pagos a estas obligaciones”.

Puedes leer: DiDi crea fondo de ayuda por coronavirus de 10 mdd para Costa Rica y otros mercados

Los sindicalistas consideraron que las medidas de contención del virus deben estar acompañadas “con garantías para la clase trabajadora asalariada y no asalariada. No solo pensar en el impacto para la gran empresa y para evitar generar otras crisis para las y los trabajadores”.

Asimismo, pidieron congelar los precios de  los productos de la canasta básica, medicamentos y bienes necesarios para atender la emergencia y ofrecer créditos para trabajadores por cuenta propia y desempleados, así como se ha hecho con las empresas.

La UNT alentó la cuarentena general obligatoria para todos los lugares de trabajo, que implicaría el cierre de centros comerciales y “call centers”, entre otros, pero con la garantía de estabilidad laboral.

Lee también: Costa Rica llega a 69 casos de COVID-19

“Para las personas que no cuentan con una vivienda, se deberán habilitar albergues con camas, alimentación y atención médica necesaria a fin de garantizar el aislamiento social y evitar la propagación del virus”, afirmó la UNT en el comunicado.

“Además para salir de la crisis posemergencia proponemos se decrete una moratoria del pago de la deuda por 5 años”, concluyeron.