EFE.- El Gobierno de El Salvador fijó este sábado los precios de los alimentos básicos para “garantizar la seguridad alimentaria” durante la emergencia por el COVID-19.

El presidente de la Defensoría del Consumidor (DC), Ricardo Salazar, indicó en una conferencia de prensa que se trata de los precios del frijol, maíz, arroz, leche en polvo y huevos, que forman parte de la dieta de la mayoría de salvadoreños.

“Esta regulación constituye un elemento clave para garantizar la seguridad alimentaria de nuestro país. El objetivo principal es evitar la especulación y también mantener índices adecuados de abastecimiento”, sostuvo el funcionario.

Te puede interesar: Guatemala ordena toque de queda por 8 días para frenar coronavirus

De acuerdo con el Gobierno, el frijol, maíz, arroz, la leche en polvo y los huevos representan el 50% de la canasta básica del área urbana y el 37% en el área rural.

Para el maíz blanco, la DC fijó un precio máximo por quintal (100 libras) en 17,75 dólares, mientras que el precio máximo por libra es de 0,23 centavos de dólar.

El precio máximo fijado para el arroz blanco es de 38,95 dólares por quintal y 0,48 centavos por libra de arroz blanco y 0,53 centavos por libra de arroz precocido.

El valor más alto permitido para el frijol rojo es de 66,85 dólares, mientras que el valor por libra para las distintas variedades quedaron entre 0,63 y 0,75 centavos de dólares.

El costo máximo fijado por la DC para los 15 huevos es de 2,15 dólares por 15 unidades y hasta 7,50 dólares por las 60 unidades.

Por su parte, la leche entera en polvo tiene un valor máximo de entre 2,52 y 3,13 dólares en las distintas marcas.

“FALTA GRAVE” QUE SERÍA SANCIONADA

“En este período de emergencia es clave el poder establecer condiciones que permitan garantizarle a los consumidores, productos que sean accesibles y en un mercado que esté funcionando a partir de un abastecimiento continuo”, expresó Salazar.

El incumplimiento de estos precios por parte de los comerciantes constituye una “falta grave”, acotó Salazar, y señaló que será sancionado con una multa de hasta 60.000 dólares.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Anliker, señaló que esta decisión fue tomada tras constatar que los precios de algunos de estos productos se incrementaron hasta en un 16% en los últimos días, “sin una justificación”.

“Tuvimos una cosecha récord, tanto de maíz como de frijol, el país está más abastecido que otros años” pero “cuando se comenzó a mencionar la crisis de la pandemia empezaron a subir los precios, debido a la especulación”, detalló Anliker.

LEVANTAN CORDÓN SANITARIO

El Ministerio de la Defensa Nacional anunció la madrugada de este sábado el retiro del “cordón sanitario” ordenado por el presidente del país, Nayib Bukele, en el occidental municipio de Metapán, donde se localizó el primer caso de contagio con el COVID-19.

“Ha sido levantado el cordón sanitario implementado en el municipio de #Metapán. La @FUERZARMADASV dio cumplimiento a la orden del señor presidente @nayibbukele de controlar el ingreso y salida de personas en dicho municipio”, publicó en sus redes sociales la cartera de Defensa.

El Salvador, que se encuentra en emergencia nacional y estado de excepción, registra a la fecha tres casos confirmado de COVID-19.

El primero se trata de una persona que supuestamente viajó a Italia e ingresó al país por un punto ciego de la frontera, mientras que los otros son dos personas que llegaron de España y se encontraban en cuarentena en un “centro de contención”.

Bukele llamó este sábado a los salvadoreños que se encuentran de paseo en la costa del país a regresar a sus lugares de origen “antes de que sea imposible regresar por las nuevas restricciones de movilidad que se aplicarán pronto”, sin entrar en detalles.