EFE.- Wall Street abrió en rojo este lunes y con una bajada del 3% en el Dow Jones de Industriales a pesar de los estímulos anunciados por la Reserva Federal de Estados Unidos y de que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, declaró que la Cámara de Representantes “está muy cerca” de alcanzar un acuerdo para poner en marcha un plan de rescate que amortigüe las caídas por la crisis del COVID-19.

Cinco minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones recortaba 581 puntos, situándose en 18,593 enteros y lastrado especialmente por grandes empresas cotizadas como Visa (-6.7%) y la tecnológica Apple (-5.6%).

El selectivo S&P 500 cedía un 3.01 % hasta los 2235 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a importantes tecnológicas, descendía un 1.91% hasta los 6748 enteros. El índice de volatilidad Vix, conocido como el indicador del miedo, subía en torno al 7% a esta hora.

El WTI REBOTA 3.4%

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con un ascenso del 3.4%, hasta los 23.41 dólares el barril, tras cerrar su peor semana desde 1991 -en plena Guerra del Golfo-, y a la espera de que la Reserva Federal de Estados Unidos lleve a cabo “acciones agresivas” para apoyar los mercados en plena crisis por el COVID-19 y en medio de una guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudí.

A las 09.15 hora local (13.15 GMT) el barril cotizaba así por encima de los 23 dólares tras ganar 0.78 dólares respecto a la sesión previa del viernes.

Los precios del petróleo arrancaron con ganancias iniciales aupados por los movimientos de la Reserva Federal y por la esperanza de los inversores de que los planes económicos puestos en marcha por el gobierno de Estados Unidos y las cámaras legislativas salgan adelante y apoyen la economía mientras dura la crisis del COVID-19.

Puedes leer: Wall Street y petróleo siguen resintiendo los estragados del COVID-19