Ford anunció que está trabajando con 3M (multinacional que opera en campos de la industria de seguridad, atención médica y bienes de consumo) y GE Healthcare (fabricante y distribuidor de agentes de diagnóstico por imágenes y radiofármacos) para producir respiradoresventiladores y protectores faciales para abordar la escasez en el tratamiento de pacientes con coronavirus.

Ford se unirá con 3M para fabricar respiradores purificadores de aire motorizados, conocidos como PAPR, utilizando diseños de ambas compañías. Del mismo modo, la empresa automotriz trabajará con GE Healthcare para expandir la producción de una versión simplificada de su ventilador.

En relación con el sindicato de trabajadores automotrices de la UAW, Ford ensamblará más de 100,000 protectores faciales de plástico con el objetivo de ayudar a los trabajadores de la salud, empleados de fábricas y de tiendas. La compañía también tiene la intención de utilizar su capacidad de impresión 3D para producir respiradores desechables para doctores y enfermeras.

“Esto se inspira en nuestra comprensión de la creciente demanda que se está imponiendo a nuestros médicos y elementos de salud”, dijo Jim Baumbick, vicepresidente de Ford, durante una conferencia telefónica el martes.

Foto: Unsplash

Durante los últimos cuatro días Ford ha trabajado con el conglomerado de fabricación 3M con el objetivo de aumentar la producción del PAPR, utilizando el diseño existente de la multinacional para crear uno nuevo.

Los nuevos diseños podrían incorporar piezas estándar, como ventiladores de los asientos refrigerados del Ford F-150 para flujo de aire o paquetes de baterías portátiles que podrían alimentar los respiradores por hasta ocho horas. Si bien los diseñadores de piezas médicas no suelen buscar piezas de automóviles, en un caso de emergencia se han encontrado muchas similitudes.

“Hay componentes que tienen la capacidad de flujo de aire para admitir este dispositivo. La creciente ola de casos de coronavirus y la necesidad correspondiente de equipo de protección nos inspiraron a ser rudimentarios”, dijo Baumbrick de Ford. A pesar de que se ha centrado más la atención en la escasez de máscaras N95, los PAPR también ofrecen una forma alternativa de protección.

Mientras tanto, Ford y GE Healthcare trabajan juntos para expandir la producción de una versión simplificada del ventilador de GE para ayudar a los pacientes de Covid-19 con insuficiencia respiratoria o dificultad para respirar. Estos ventiladores podrían producirse en una planta de Ford. “El objetivo del nuevo diseño es abordar específicamente las necesidades relacionadas con el coronavirus”, dijo Tom Westrick, vicepresidente de GE Healthcare. Sin embargo, se negó a declarar cuántos ventiladores podría producir la compañía o su cronograma de producción. “Estamos trabajando febrilmente para llegar a este punto de liberación”, dijo.

Te puede interesar: GM y Ford piden a empleados trabajar de forma remota por coronavirus

El equipo de diseño de Ford también crea y prueba protectores faciales transparentes para los trabajadores médicos y personal de primeros auxilios. Estos escudos simples ofrecen protección contra el Covid-19 al bloquear la cara del contacto accidental con líquidos y se pueden combinar con la mascarilla N95.

Foto: Павел Сорокин / Pexels

Los protectores faciales se están probando actualmente en los hospitales: Detroit MercyHenry Ford Health Systems y Detroit Medical Sinai-Grace. Ford pretende producir 75,000 protectores en su primera semana de producción dentro de sus instalaciones de diseño y fabricación, ubicadas en Plymouth, Michigan.

“Mantenemos el diálogo constante con funcionarios federales y locales para comprender las áreas de mayores necesidades”, dijo Jim Hackett, CEO de Ford, en un comunicado.

Si bien la impresión en 3D ofrece una promesa cada vez mayor para ayudar a resolver la escasez de suministros médicos durante la pandemia, no es tan fácil aumentar la producción en masa. “La opinión de 3M es que la impresión 3D para el PPE no proporciona la escala que necesitamos”, explicó Kesti de 3M.

El domingo, 3M comunicó que había aumentado su producción de máscaras N95 a casi 100 millones por mes a nivel mundial, incluidos más de 35 millones por mes en Estados Unidos. La compañía produce estas mascarillas a nivel nacional en su planta de Aberdeen, S.D.

“Quiero que las personas sepan que estamos haciendo todo lo posible para satisfacer las demandas de este tiempo crítico así como llevar los suministros de nuestras plantas a donde más se necesitan lo más rápido posible”, escribió Mike Roman, CEO de 3M, al anunciar el aumento de la producción.

Otros fabricantes de automóviles importantes se han sumado a esfuerzos similares para ayudar con la producción de los suministros médicos necesarios. General Motors anunció que estaba trabajando con Ventec Life Systems para aumentar la creación de ventiladores para los pacientes de hospitales.

Baumbick de Ford anunció que su compañía estaba en comunicación con GM para asegurarse de que sus esfuerzos aumenten la producción del equipo necesario y no trabajen con propósitos cruzados.

Los fabricantes de automóviles han suspendido automáticamente la producción de vehículos y camiones en sus fábricas de Estados Unidos, debido a que las restricciones para contener el coronavirus se han extendido.

Hasta el martes por la mañana, más de 43,000 estadounidenses se contagiaron con Covid-19 y más de 500 han muerto.

Texto por: Amy Feldman