EFE.- Las autoridades de Panamá negaron el permiso para transitar por el Canal y pusieron en cuarentena a un crucero con destino a EE.UU. que tiene a sus pasajeros aislados por un brote de supuesta gripe, dijo este viernes el administrador de la vía acuática, Ricaurte Vásquez.

El Ministerio de Salud “no dio el permiso” al crucero “MS Zandaam” para transitar por el Canal de Panamá, que lo “mantiene en el área de cuarentena”, afirmó Vásquez en una conferencia de prensa virtual, en la que aclaró que las autoridades sanitarias “no han comunicado que haya un caso de COVID-19 confirmado” abordo.

“Lo que nos han comunicado es que el buque no puede transitar por razones de salubridad. El Ministerio de Salud tiene criterios muy específicos sobre este particular y nosotros acatamos la instrucción (…) en aguas territoriales panameñas quien toma la decisión final sobre la autorización es el Ministerio de Salud”, precisó Vásquez.

El buque “MS Zandaam”, de la compañía Holland America Line, partió de Buenos Aires (Argentina) el pasado 7 de marzo y navega por el Pacífico rumbo a Port Everglades (Florida) con todos los pasajeros aislados debido a que 77 personas a bordo muestran síntomas similares a los de una gripe, según la información de la empresa.

La compañía Holland America, del grupo Carnival, ha dicho que confía en que el “MS Zandaam” llegará a Port Everglades, en Fort Lauderdale, el 30 de marzo.

La Autoridad Marítima de Panamá notificó el jueves que autorizó a que este crucero fuera abastecido en aguas del país por otro buque internacional, el Rotterdam, que salió de un puerto de San Diego (EE.UU.) solo con tripulación abordo y que trae “suministros médicos procedentes de la Empresa Holland America”.

Vásquez reveló que se han dado “recomendaciones” para solventar la situación de este buque, que es de bandera holandesa y que debe llevar entre “1.200 y 1.300 pasajeros, más otros 600-650 tripulantes”.

Una de ellas es que “el gobierno (panameño) autorice abrir el espacio aéreo para que la compañía pueda traer personal médico, subirlo al buque, y entonces que siga navegando al norte para que llegue a EE.UU.”, y la “otra opción es que siga al norte por el Pacífico hasta que llegue a San Diego”.

El “MS Zandaam” está en “una parte del área nuestra de espera” de los buques para transitar por el Canal “que está destinada para cuarentena”, y no ha sido el primero en estar en esta situación en el marco de las medidas extraordinarias vigentes por la crisis mundial del COVID-19.

“Este ha sido el (caso) más visible. Nosotros seguimos haciendo nuestra operación responsable. Si hay tripulación que está contaminada, el buque entra en cuarentena, si hay un positivo, el buque entra en cuarentena”, respondió al ser preguntado sobre si el “MS Zandaam” era el primer barco en cuarentena en Panamá.

Por el Canal de Panamá, que conecta más de 1.700 puertos en 160 países, pasa cerca del 6 % del comercio mundial y tiene como principales usuarios a EE.UU. y China.

Panamá mantiene suspendido el ingreso de extranjeros al país así como los vuelos internacionales y el embarque y desembarque de turistas en puertos, en el marco de las medidas de emergencia por el COVID-19 que deja ya 9 muertos y 674 contagios confirmados en el país.

Desde el pasado miércoles rige una cuarentena total indefinida, de la que están exceptuadas sectores básicos como salud, alimentos, transporte y seguridad, a fin de frenar la propaganción de la enfermedad.