Por: Rachel Sandler

Lo más importante: Hace dos semanas, Nueva York y California informaron aproximadamente el mismo número de casos de Covid-19. Desde entonces, las infecciones en Nueva York se han disparado y ahora tiene diez veces más casos conocidos que California, donde los nuevos contagios crecen a un ritmo significativamente más lento. Hasta el martes, Nueva York reportó 25,665 casos, mientras que California solo tenía 2,535.

Si bien California se prepara para un aumento en los casos en las próximas semanas, los expertos en salud pública dicen que un retraso les da a los funcionarios un tiempo valioso para abastecerse de suministros y prepararse para lo peor.

Nadie sabe exactamente por qué California, que informó su primer caso de coronavirus antes de Nueva York, aún no ha presentado un aumento en los contagios. Es poco probable que solo un factor sea el único responsable. Robert Wachter, presidente del Departamento de Medicina de la Universidad de California en San Francisco y John Swartzberg, profesor clínico emérito de enfermedades infecciosas en UC Berkeley, tienen algunas teorías:

Órdenes tempranas de “quedarse en casa”

El Área de la Bahía de San Francisco fue la primera región de Estados Unidos en emitir el 16 de marzo una directiva de “refugio en el hogar”, que obligó el cierre de todos los negocios no esenciales y ordenó a los residentes que se quedaran en casa el mayor tiempo posible y que trabajaran desde  su hogar. Luego de tres días de seguir estas acciones, se implementaron en todo el estado de California. En tanto,  Nueva York ordenó hasta el 22 de marzo, que todos los trabajadores no esenciales se quedaran en casa y cerró todos los negocios no esenciales, seis días después del Área de la Bahía. A causa de que la enfermedad se propaga tan rápido y una persona puede infectar a varias, tan solo unos días de diferencia pueden marcar un gran impacto en la trayectoria del virus.

Te puede interesar: Nueva York activaría protocolo de emergencia para bloquear y paralizar la ciudad

Densidad de población

La ciudad de Nueva York es el área más densa de Estados Unidos. De acuerdo con los datos del censo, la ciudad que nunca duerme tiene 28,211 habitantes por kilómetro y medio cuadrado, mientras que San Francisco cuenta con 18,581, en tanto, Los Ángeles cuenta con 8,484. Dado que el virus del Covid-19 se propaga cuando las personas se encuentran a un metro de distancia entre sí, la ciudad de Nueva York podría verse particularmente afectada.

Grandes empresas aplicaron anticipadamente el trabajo remoto

En el área de la Bahía de San Francisco, las grandes compañías tecnológicas, incluidas Google, Twitter y Lyft, les anunciaron a sus empleados que trabajen desde su casa, al menos una semana antes de que los funcionarios de la región lo ordenaran. Esta acción temprana pudo haber contribuido al distanciamiento en las actividades sociales y laborales.

Probabilidad y suerte

A veces, quién se infecta y dónde van las personas contagiadas es una cuestión del azar. Tanto Wachter como Swartzberg han dicho que California puede haber sido extremadamente afortunada hasta ahora, aunque Wachter señaló que la suerte del estado podría cambiar cualquier día.

Foto:EFE

Más pruebas

El estado de Nueva York ha realizado la mayor cantidad de pruebas de Covid-19 en en EU, con un total de 103,479, de acuerdo con el último recuento estatal. Mientras tanto, California únicamente ha evaluado a 67,000 personas. Aunque la incapacidad de los contagiados para hacerse la prueba ha creado un vacío de información y la aplicación de los test aumentarían los resultados positivos en ambos estados, sin embargo, este factor por sí solo no explica por qué más personas están hospitalizadas o mueren por el virus en Nueva York que en California, lo que indica que hay más infecciones en la comunidad.

Te puede interesar: Wall Street sube más de 3% impulsado por sector salud

Cita trascendente: “Los casos en California continúan aumentando, al igual que en el Área de la Bahía, sin embargo, lo hacen a un ritmo que no es el exponencial que se esperaría, a causa de que las personas no desarrollan las actividades de un día cotidiano. Es una medida esperada cuando hay muchos menos contactos de lo normal, por lo que parece que los factores que facilitan la transmisión generalizada se han modificado y con más de eficacia. Aunque aún es demasiado pronto para declarar la victoria”, dijo Wachter.

Contexto: Nueva York experimenta el peor brote en Estados Unidos, representando más de la mitad de todos los casos de ese país. Ante esto, los funcionarios estatales han anunciado que el sistema de salud no tiene la capacidad suficiente para manejar un pico en los casos de Covid-19. Los hospitales en el estado informan la escasez de suministros y los números abrumadores que recuerdan los brotes en China e Italia (Países donde se propagó significativamente los contagios de coronavirus y que colapsaron los hospitales y centros médicos)

Lo nuevo: California fue el primer estado en reportar casos de Covid-19 propagados a través de la transmisión comunitaria, a causa del alto volumen de viajeros de China, el epicentro del brote global, ha llevado a los expertos en salud pública a creer que ese estado fue un importante punto de acceso del virus. Las propias proyecciones internas del estado predicen que el 56% de la población de California podría infectarse sin esfuerzos de mitigación.