El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, indicó ayer que las medidas adoptadas por el gobierno son un primer paso, en apoyo a la empresa privada golpeada por la pandemia del coronavirus.

“No podemos perder de vista la contribución de las grandes empresas. En los próximos días van a ser anunciadas nuevas medidas de alivio para las empresas que están sosteniendo los empleos”, adelantó el dirigente empresarial.

Puedes leer: La cumbre del clima COP26 de la ONU se retrasa a 2021 por el Covid-19

Sikaffy, estimó que la emergencia por COVID-19 “va para largo” y que, si se prolonga a mayo, la situación no será nada alentadora para la economía del país.

“Esto va para largo, y si se prolonga más allá del 30 de abril, la situación no va ser buena para la economía del país”, expresó.
En ese sentido, mencionó que “Honduras está perdiendo 1,300 millones de lempiras diarios, en un mes el país sufrirá un perjuicio de aproximadamente 39 mil millones de lempiras equivalente al 5.9 del PIB, que será un daño gravísimo para el país”.

“Es importante que el gobierno también compense a la gran empresa que significa el 80 por ciento de tributos nacionales, necesitamos medidas urgentes porque la empresa privada es la que genera la mayor cantidad de trabajo en el país”, añadió.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Pedro Barquero, señaló que las políticas públicas deben ser generales y no discriminatorias, se debe ayudar a todas las empresas y también deben ampliarse los beneficios para la población.

Lee también: Consejo de Seguridad de ONU se dirige desde República Dominicana en abril

“Necesitamos movernos rápido, antes que la recesión mundial se profundice, porque será fuerte, además hoy más que nunca hay que pedir transparencia en el manejo de los fondos por parte del gobierno”, mencionó de igual forma.

*En alianza con La Tribuna de Honduras