EFE.- Un organismo humanitario nicaragüense tachó este miércoles de irresponsable y criminal al Gobierno que preside Daniel Ortega frente a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, que según las autoridades ha dejado cinco casos confirmados, todos “importados”, incluyendo una persona fallecida.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) indicó en un informe que desde que la COVID-19 fue declarada como una pandemia, el 12 de marzo pasado, el Gobierno no se ha inmutado y en vez de aplicar medidas para prevenir la propagación de la enfermedad, convocan a marchas masivas.

También movilizan a trabajadores del Estado y personal de salud para brindar charlas casa a casa sin la mínima protección.

Además, impulsan todo tipo de actividades turísticas, tradicionales, deportivas, escolares, laborales y hostigan a personas que toman sus medidas individuales, como usar tapabocas, alcohol gel, guantes y otros productos de higiene.

Foto: EFE

ARRIESGAN VIDA DE NICARAGÜENSES

En el documento, el Cenidh publica con fotos una compilación detallada de “algunas acciones irresponsables que el Gobierno de Nicaragua ha impulsado en mera (plena) emergencia mundial por COVID-19 y que caracterizan el comportamiento gubernamental doloso que expone a la población nicaragüense al contagio y por consiguiente, viola su derecho a la salud arriesgando su vida”.

Entre otros, mencionó que el Gobierno convocó a una marcha el pasado 13 de marzo denominada “Amor en tiempos del COVID-19“, en la que miles de simpatizantes sandinistas y trabajadores marcharon por Managua, pero sin la presencia de los convocantes y homenajeados, el presidente Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Nicaragua tampoco ha suspendido las clases, eventos públicos, no ha prohibido el ingreso de extranjeros provenientes de países con brotes, ni ha establecido ni establecerá cuarentena, continuó.

Además, que el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) anunció más de 80 actividades turísticas durante el período de Semana Santa, entre ellas celebraciones artísticas, deportivas, gastronómicas, religiosas y tradicionales.

Te puede interesar:Ortega destituye a ministra de Salud de Nicaragua en medio de la pandemia

“ENFERMEDAD DE RICOS Y BURGUESES”

“El Cenidh, a través de sus redes sociales, ha repudiado todos estos llamados a aglomeraciones de personas por parte del Gobierno. Los medios de comunicación independientes también han hecho su labor denunciando esta muestra total de desprecio a la vida de los nicaragüenses“, señaló ese organismo.

Asimismo, observó que operadores políticos del Gobierno han tratado de minimizar la pandemia y arremetido con los opositores que se han sumado a la campaña #QuedateEnCasa, y que incluso uno de ellos, el comentarista radial William Grigsby, dijo que la “COVID-19 es una enfermedad de ricos y burgueses”.

El Cenidh advirtió que el tratamiento que le ha dado el Gobierno a la COVID-19 “incluso se ha tornado político”.

También señaló al Ejecutivo de haber violado los derechos humanos de la primera víctima del coronavirus SARS-CoV-2, al exponer las enfermedades del paciente, incluso que era portador del VIH.

ORTEGA ESTÁ COMETIENDO UN CRIMEN

En resumen, según el Cenidh, el Gobierno de Ortega “está cometiendo un crimen con el pueblo, no solamente al negarse a atender y prevenir la pandemia tal y como lo orienta la OMS, sino que ya están realizando acciones que impiden a los médicos informar y realizar diagnósticos adecuados a sus pacientes”.

“También están obstaculizando criminalmente el ejercicio médico. En esta situación de emergencia nacional/mundial frente al COVID-19 el régimen está violentando por acción y omisión los derechos humanos de los nicaragüenses“, apuntó.

A juicio de ese organismo, las autoridades no quieren asumir su responsabilidad frente a esta pandemia que ya llegó a Nicaragua, por lo que “este proceder le hace criminalmente responsable de los contagios o muertes por la COVID-19 que se confirmen en el país”.