Por Rosa María Bolaños

Sin embargo la Diaco a la fecha no ha presentado denuncias por especulación y acaparamiento de alimentos, según respondió a Prensa Libre el Ministerio Público.

En granos básicos y algunas verduras y frutas se observan drásticas alzas. Entre ellos el maíz blanco el cual reporta un precio de Q175 por quintal, un incremento de 34.6% al monitoreo semanal efectuado por el Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación (Maga) actualizado al 25 de marzo, respecto del efectuado entre el 27 de febrero y 4 de marzo.

Entre los granos básicos también aumento 9% el precio promedio del quintal de frijol negro a Q381.50 y el de sorgo reporta 18% más llegando a Q144.50.

Se debe tomar en cuenta que estos son precios promedio, pero en el monitoreo aparecen precios máximos más altos encontrados en maíz a Q185 el quintal y el frijol negro a Q395.

Te puede interesar: Coronavirus: Floricultores guatemaltecos reparten en las calles el producto que no pudieron exportar

Precios referidos versus los reales

La Dirección de Atención al Consumidor (Diaco) no respondió a las solicitudes de información acerca de irregularidades encontradas y denuncias interpuestas por casos de especulación en precios, alzas injustificadas o acaparamiento de productos.

Lo que habilitó la Diaco en su página electrónica son los precios sugeridos de productos. En estos los referidos para el maíz son de Q130 y Q133 por quintal y el frijol negro a Q345. Aunque en Huehuetenango y Quiché, entre otros lugares, vecinos  dieron a conocer que le llegaron a vender el quintal de maíz hasta en Q300.

No existen causas justificadas para un incremento de precios, aseguraron el 24 de marzo del 2020 gremiales de productores de granos básicos como  Asociación Nacional de Granos Básicos (Anagrab)  y  la Asociación Guatemalteca del Arroz (Arrozgua). Similar postura emitió la Diaco el 18 de marzo

Entre las frutas y las verduras los que más alzas registran son el limón criollo mediano pasó de Q340 el millar a Q620 que representa un incremento de Q280 (82.4%). Otro de los cítricos como la naranja subió 19%. El melón y la piña reportan alzas de 33% y 22% respectivamente.

Y la papa loman, subió 27%, de Q289 el quintal a Q367.

Según el monitoreo del Maga no hay alzas en algunos tipos de carne y en otros no es significativa. Pero el precio del huevo blanco mediano sí reporta un aumento de Q16.50 la caja de 360 unidades blancas medianas, llegando a Q330.

Te puede interesar: América Latina se une para asegurar abastecimiento alimentario por COVID-19

Diaco no ha presentado denuncias por casos de alimentos

Hasta ayer el Ministerio Público no había recibido denuncias de Diaco u otra entidad por aumento en los precios de alimentos, indicó la vocera Julia Barrera.

“Las denuncias entran a Diaco y ellos remiten a MP las que consideran que existe comisión del delito de especulación”, añadió. A la fecha Diaco ha presentado dos denuncias pero son por especulación en precios de mascarillas en contra de proveedores que en una licitación del Ministerio de Salud ofertaron mascarillas N95 a Q125, agregó.

Por qué suben de precio, según el Maga

Respecto al comportamiento de precios el Maga explica varias razones, derivadas del monitoreo e investigación que efectúa cada semana.

En el caso del maíz menciona que el alza se debió a disminución de la oferta, la cual se dio a consecuencia de la crisis sanitaria que atraviesa el país. Además por la estacionalidad de la oferta de grano en el mercado, la oferta no fue suficiente para cubrir la demanda.

Referente a frijol, sorgo y cebolla, indica el Maga que el incremento en el precio se debió a que del 17 al 25 de marzo se incrementó la demanda, “a consecuencia de la crisis sanitaria que atraviesa el país”.

Para el limón también se atribuye a la crisis sanitaria, lo cual ha incentivado a una mayor demanda de este producto pero también se detectó que ha que ha ingresado poco producto al mercado por encontrarse en ciclo bajo de cosecha, se agrega en el monitoreo.

En el caso del huevo blanco el alza se debe al incremento de la demanda, refirió el Maga al 25 de marzo. Menciona que “la oferta de huevo al por mayor en el mercado referido se agotó el día 18 (de marzo), obligando al cierre de los depósitos mayoristas; sin embargo se espera que próximamente el abastecimiento se regule”. El desabastecimiento que reporta el Maga se dio un día después de que el gobierno implementó la suspensión de actividades laborales y cierre de negocios.

Foto: EFE

Desde diferentes puntos de vista

Abel Cruz, gerente del Instituto Nacional de Estadística (Ine) mencionó que dicha entidad a recabado información, pero para calcular el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la inflación que se darán a conocer el 7 de abril. Dijo que asumió el cargo el 26 de marzo por lo que se encuentran analizando los datos recabados durante estos días. Si se registra el aumento de precios en las diferentes regiones del país podría impactar a un aumento en la inflación, agregó. La diferencia con el monitoreo del Maga es que ese ente lo efectúa solo ciertos lugares (Mercado de La Terminal) y el Ine lo hace a nivel nacional, indicó Cruz.

Sin embargo dijo que como usuario ha visto comportamientos variados en los previos de alimentos. En el caso del limón es época de poca oferta, pero además observa que aumento la demanda de la población, por lo que podría no estarse dando abasto para cubrirla. La naranja no ha tenido ese comportamiento, comentó.

En tanto el analista económico de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), Érick Coyoy mencionó que si bien en algunos casos puede influir también la estacionalidad, diputados de la Comisión del Consumidor han acompañado el monitoreo de la Diaco para verificación en los mercados, pero han observado que lo que se reporta es que los intermediaros lo que están aprovechando para aumentar los precios y que en el caso de alimentos no hay razón para aumentos. Por lo que se deben verificar prácticas de acaparamiento y especulación y denunciarlas, agregó.

Jorge Benavides, analista de Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), explicó que se podría observar dos comportamientos, uno es el aumento de las compras por precaución ante las restricciones y la incertidumbre de qué sucederá. Esto puede estar provocando que está aumentando el precio pero también la demanda, y entonces las familias lo compensan dejando de comprar otro producto.

Puede ser que quienes venden estén tratando de compensar la incertidumbre de que si en el futuro no hayan ventas, y están aprovechando para subir al precio, dijo Benavides, aunque mencionó que es un tema que las autoridades deben analizar, verificar y denunciar.

Agregó que puede ser que haya picos de ventas aún dentro del período de la emergencia, mencionando que hay una encuesta respecto a cuánto dura para los hogares el abastecimiento que hace con sus ingresos, y la mayoría de personas ha respondido que unas tres semanas. Ese plazo, desde que empezaron las restricciones, se cumple esta semana, por lo que puede verse de nuevo aumento de demanda, y también habrá que ver el efecto de la Semana Santa, agregó.

El experto de Fundesa explicó que en el decreto 12-2020 se le obliga al Ministerio de Economía a  tener un monitoreo semanal de los precios de la canasta básica alimentaria en mercados, tiendas de barrio y supermercados, y este plazo se vence este viernes, pro lo que debe de divulgarlas, además de presentar denuncias y multas si se observan irregularidades.

Te puede interesar: Guatemala destina 1,400 mdd para la emergencia de la COVID-19

Aprovechan emergencia sanitaria y suben los precios

A pesar de los precios sugeridos por la Diaco y que esta entidad no ha presentados denuncias, los vecinos se han quejado.

  • En Chiché, Quiché, vecinos manifestaron que luego de haberse conocido el anuncio del presidente Alejandro Giammattei sobre el primer caso de coronavirus en Guatemala, los proveedores de maíz le subieron el recio al quintal de Q140 a Q 300.
  • En días posteriores, en la comunidad Chel de Chajul, les dijeron que estaba escaso y vendían a Q300 el quintal.
  • En Huehuetenango también los vecinos denunciaron que vendedores de maíz subieron el precio del quintal de Q130 a Q200, y en otros casos Q300.
  • Los aumentos provocaron que en algunas tortillerías se disminuyera las unidades que dan por Q1.En abarrotes y verduras la papa de Q3.50 pasó a Q6 y la harina de maíz de Q52 el paquete a Q120.