EFE.- Costa Rica alcanzó este viernes los 416 casos positivos de coronavirus, lo que significa 20 casos más en las últimas 24 horas, y actualizó sus lineamientos para que la pérdida del olfato y del gusto también sean considerados como síntomas para realizar la prueba.

El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas, informó en conferencia de prensa virtual que el país tiene al día de hoy 22 pacientes hospitalizados, de los cuales 13 se ubican en unidades de cuidados intensivos, dos más que el jueves.

“Esta es una misión país, de actos de solidaridad y autocuido, redoblemos esfuerzos, no queremos llegar a un colapso del sistema de salud y nos preocupa porque el número de casos y sobre todo de personas en cuidados intensivos ha ido aumentando”, destacó Salas.

Te puede interesar: Respiradores diseñados en la Universidad de Costa Rica pasan pruebas clínicas

El reporte de las autoridades además destaca que dos personas han fallecido (ambos hombres de 87 años con factores de riesgo) y 11 están recuperadas desde que se confirmara el primer caso el 6 de marzo.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, Román Macaya, confirmó que el Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO), conformado en un periodo de 11 días para atender personas con complicaciones derivadas del nuevo coronavirus e inaugurado el pasado 31 de marzo, ya cuenta con dos pacientes.

El Ministerio de Salud indicó que ha actualizado los lineamientos para la vigilancia de la enfermedad, y en esa línea, se incluyen como candidatos a la prueba aquellos pacientes que presenten pérdida del olfato y del gusto.

Por lo tanto, quienes han perdido el olfato y el gusto, y aunque no presenten otros síntomas característicos de COVID-19 como tos y alta temperatura, las autoridades recomendaron el uso de las mascarillas para evitar el contagio a otros.

El ministro Salas también aprovechó para agradecer a los diputados la aprobación en segundo y último debate, la modificación de la Ley de Salud para elevar las multas a quienes violen órdenes sanitarias y la restricción a la circulación de vehículos establecida durante la pandemia.

Te puede interesar: Costa Rica busca desarrollar un medicamento para tratar la COVID-19

Las multas van de los 780 y hasta los 4,000 dólares para quienes violen órdenes sanitarias, y para los infractores de la restricción a vehículos la sanción pasa de 38 dólares a 190 dólares, a lo que se le suma el retiro de las placas.

El Gobierno costarricense ha reforzado las medidas impuestas para la Semana Santa, y desde este viernes, hay restricción de circulación de vehículos diurna (de acuerdo al número de placa) y nocturna (generalizada) con el fin de evitar reuniones, fiestas y aglomeraciones.

Costa Rica mantiene cerradas sus fronteras para el ingreso de extranjeros, ha suspendido el curso lectivo y eventos masivos, y ordenó el cierre de sitios como bares, discotecas, parques, parques nacionales, playas, entre otros, como medidas de prevención.

El Gobierno no ha establecido una cuarentena obligatoria, excepto para la gente que regresa del exterior, y ha pedido a la población que se quede en casa.