Dos prototipos de respiradores diseñados por la Universidad de Costa Rica (UCR) para asistir a las personas enfermas por el coronavirus (COVID-19), pasaron las pruebas clínicas y están a un paso de estar listos para su producción.

Los prototipos fueron sometidos a ensayos con modelos robóticos en el Centro de Simulación en Salud de la Escuela de Enfermería de la UCR. La finalidad de dichas pruebas fue verificar la seguridad, practicidad y capacidad ventilatoria, así lo detalló la universidad a través de un comunicado.

Ralph García, director de la Escuela de Física de la UCR, los resultados comprobaron que los dispositivos cumplen con los requerimientos mínimos de un ventilador asistido.

Puedes leer: Viene una crisis global: economía mundial caerá 1.9% en 2020, prevé Fitch

Uno de los dispositivos es eléctrico y el otro neumático, es decir, que funciona con un motor de gas comprimido. La ventaja que presentan es que ambos pueden ser usados de forma no invasiva en los pacientes.

La prueba de simulación clínica se realizó en presencia de docentes de la Escuela de Enfermería y de un terapeuta respiratorio, para garantizar la fidelidad del procedimiento.

Al respecto, el director del Centro de Simulación en Salud, Dr. Jaime Caravaca Morera, destacó que el papel de esta instancia es el de colaborar en el experimento para garantizar la seguridad de las personas, con herramientas de última tecnología que permiten certificar las mejores prácticas.

“Hoy verificamos el alcance, en materia de ventilación mecánica, que recibiría una persona con el diagnóstico de COVID-19”, expresó el especialista en enfermería. El objetivo era probar que todos los parámetros respiratorios fueran alcanzados con dichos dispositivos, de acuerdo con los estándares internacionales establecidos.

Esta es la primera prueba de un conjunto de ensayos que se realizarán con “modelos anatómicos de alta fidelidad que reproduzcan las características de un ser humano”, detalló. Agregó que estos modelos robóticos les permiten asegurar y garantizar que los resultados que están obteniendo tendrán una similitud del 95 % con los que se podrán obtener con seres humanos.

Lee también: Proyectan caída del 21% de las remesas a Latinoamérica en 2020 por pandemia

Este centro de la Escuela de Enfermería de la UCR está acreditado por la Sociedad Americana del Corazón, que rige las normas referentes al soporte cardiaco y respiratorio de las personas. 

Caravaca explicó que la prueba era importante para tener mayor certeza de si se avanza por la ruta correcta o si es necesario realizar modificaciones a los prototipos.

A partir de esta prueba, surgieron dos mejoras señaladas por los expertos de la Escuela de Enfermería, las cuales tardarán unos cuantos días en ser incorporadas.

“Ya estamos próximos a la fabricación de los respiradores. La idea es que ambos dispositivos sean completamente seguros y que les podamos incorporar la mayor cantidad de mejoras posibles”, señaló García.

Hasta el momento, una gran cantidad de empresas y personas han mostrado interés en la producción de los respiradores, dijo el físico. Para esto, el equipo interdisciplinario de la UCR espera contar pronto con el permiso de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y con la Comisión COVID-19 para poder continuar con el proceso, el cual involucrará pruebas con seres humanos.

No olvides leer: Vacuna experimental contra Covid-19 muestra resultados alentadores en ratones

En el proyecto Respira UCR participan investigadores de las áreas de física, ingeniería mecánica y artes plásticas de la UCR. Ellos mejoraron un sistema de emergencia que automatiza un respirador manual tipo ambú (especie de balón). Este respirador inicialmente se propuso para la atención primaria de quienes padecen la enfermedad producida por el nuevo coronavirus.

Los expertos vieron la necesidad de construir un respirador de bajo costo, liviano, autónomo y pequeño para facilitar su transporte, dada la escasez de este tipo de dispositivos en el mercado y ante el aumento de casos de personas diagnosticadas con COVID-19, detalló el comunicado.