Panamá logra ser el primer país en Latinoamérica emitir deuda por US$2.500 millones, desde la crisis mundial del coronavirus. 

Pese a que los inversionistas siguen cautelosos, la realidad es que continúan buscando oportunidades de inversión como quedó demostrado el pasado 26 de marzo de 2020 cuando el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de Panamá subastó bonos por US$2.500 millones con vencimiento en 2056 a una tasa de 4,5%. 

De esta manera, el país del istmo demostró que hay apetito entre los inversionistas internacionales por activos de mercados emergentes que mantienen su grado de inversión ante las calificadoras de riesgo global. Para algunos analistas, esto abre la puerta a que otros países de Latinoamérica se animen a obtener recursos en los mercados mundiales. 

Lea también: 

En medio de la crisis económica desatada por el COVID-19, Panamá tomó la iniciativa y tuvo una sobredemanda que superó 3 veces el monto ofertado en esta emisión de deuda soberana. Los recursos serán utilizados para apoyar el Presupuesto General del Estado de la vigencia fiscal 2020 y futuras vigencias fiscales, así como para comprar, canjear, refinanciar, prepagar, llamar o redimir tanto deuda interna como externa que tenga el país. 

El éxito de esta colocación ratifica la confianza en el gobierno de Panamá por el manejo de sus finanzas públicas. Con estos fondos aseguraremos recursos adicionales para atacar esta crisis de salud y otras necesidades de la población”, manifestó el MEF en una comunicación. 

La cartera de Economía del Estado agregó que está consciente que se debe mantener una disciplina fiscal y “asegurarnos que los fondos se administren de forma ágil, pero siempre prudente y progresivamente entendiendo los retos que enfrentamos”. 

Le tenemos: 

La colocación fue considerada como un éxito por parte del gobierno panameño, teniendo en cuenta que las principales calificadoras de riesgo han revisado con perspectiva negativa las notas soberanas de algunos países de América Latina, mientras que Panamá sigue mostrando perspectiva estable en la región. 

De acuerdo con un informe de investigaciones económicas de Bancolombia, el apetito por activos emergentes en los mercados internacionales se encuentra contenido, mientras se esperan señales de activación en la economía. Según el índice de condiciones financieras de Goldman Sachs se ha observado una senda levemente alcista  que refleja la falta de liquidez en el sistema monetario y un leve endurecimiento en las tasas. “Esto ha estado motivado por la preferencia de los inversionistas de mantener efectivo, lo que ha restringido el acceso a los fondos. Esto, y otros factores, han contribuido para que el apetito por activos emergentes se mantenga contenido en lo corrido de este mes”, señala el reporte.

Siga leyendo: