Por Alma Solís 

El cierre de las fronteras y la casi paralización de los vuelos llevará a pérdidas millonarias en la industria, en el mundo y en América Latina y Caribe, lo que puede llevar a la quiebra de algunas aerolíneas y una disminución del negocio de acuerdo con las estimaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), por lo cual están pidiendo a los gobierno de la región tomar medidas para mitigar el impacto.

Peter Cerdá, vicepresidente Regional para las Américas IATA, realizó una conferencia virtual con medios de comunicación panameños, en el que indicó que la pandemia del Covi19 prácticamente ha detenido la aviación a nivel mundial, y que el último pronóstico es que la industria para el 2020 va a sufrir una pérdidas por 252,000 millones de dólares (mdd), esto es 44% menos que el año pasado y una caída de demanda 38%. Para el segundo semestre las pérdidas netas estimadas son de 39,000 mdd. 

Para las líneas aéreas basadas en la región que comprende América Latina y el Caribe, estarían perdiendo unos 15,000 millones y la demanda disminuiría un 41%, comparando al 2019.

En América Latina existen 30 líneas aéreas que están vinculadas a IATA, pero existen otras más. 

“Para el hub panameño estimamos reducción de ingresos de alrededor de 700 mdd y la disminución de la contribución al PIB bajará en 4,600 mdd, estarían en riesgo unos 12,000 puestos de empleos directos y  unos 126,000 puesto de trabajo indirectos” dijo Cerdá.

Estas cifras están basadas en los análisis que realizó el equipo económicos de IATA con estimaciones basados en las pérdidas que han reflejado las distintas compañías.

Igualmente indicaron que este escenario podría cambiar se la situación que se vive en este momento se prolonga más allá del mes de mayo. “Le puedo garantizar que si la crisis se excede, y la región y Panamá se encuentra que sus fronteras todavía están cerradas en junio, las cifras van a ser muy distintas “ dijo el vicepresidente Regional de IATA a la pregunta de SNIP Noticias.

Reducción del negocio y ayuda de los gobiernos

El COVID-19 está teniendo un fuerte impacto a las la liquidez a corto plazo de las empresas en el sector aéreo. La previsiones reducidos las reversa 61 mil millones en el segundo semestre y con esto la mayoría de la empresas no podrán estar más de 3 meses y medio. 

“Muy pocas pueden tener liquidez para seguir operando de más de esa fecha» indicaron. 

Sobre si las líneas aéreas podrían quebrar Cerdá dijo que “Mientras más tiempo se extienda la crisis global, el mayor riesgo que hay, es que  las líneas aéreas no tiene la liquidez para mantenerse paradas durante este tiempo».

Según explicó cuando inició esta crisis la información que manejan es que en promedio las empresas aéreas tienen los fondos suficiente en caja para mantenerse entre dos a tres, y muy pocas tienen la capacidad para hacerlo durante seis meses, con las operaciones completamente paradas.

IATA, al igual que otras organizaciones del sector aéreo, están solicitando que los gobiernos tomen medidas de alivio para la industria. Cerdá adelantó que se reunirá el sector con el gobierno panameño esta semana.

Entre las medidas que se están solicitando está la reducción de tasas aeroportuarias y otras tributos que puedan estabilizar la liquidez. Con estas medidas esperan ayudar a las empresas que tienen compromisos como costos fijos, pagos de proveedores y pago de planillas y más.

Tasas y cargos aeroportuarios: Suspensión del cobro por el estacionamiento de aeronaves en el Aeropuerto Internacional de Tocumen dado el cierre y eventual reducción de las operaciones.

  • Plan de negocios de emergencia: Postergación temporal del pago del dividendo que Tocumen, S.A. paga al Tesoro Nacional.
  • Aplazamiento de los gastos de capital: Aplazar inversiones que no vitales.
  • Facilidades crediticias: Formular políticas e incentivos que permitan a la industria aérea acceder a facilidades crediticias

Panamá es el país de América Latina y el Caribe en el que la aviación tiene el peso más importante en relación a su PIB, que es el 14%, unos US$8,500 millones.

*En alianza con SNIP de Panamá