Por Eddy Coronado

El presidente Alejandro Giammattei había anunciado un apoyo económico por hasta Q1 mil a las familias que habían sido afectadas por la crisis del covid-19.

El Congreso de la República publicó este 8 de abril en el Diario de Centro América el decreto 12-2020 que establece quiénes serán los guatemaltecos que aplican al beneficio de los programas de apoyo económico y cómo se entregarán.

Esa ley tiene el propósito de establecer los mecanismos para compensar y mitigar la crisis económica, y que se aplicarán como medidas de compensación social.

Se crea un fondo llamado “Bono Familia” que será ejecutado por el ministerio de Desarrollo Social por medio del sistema bancario y entidades financieras que facilitarán la creación de cuentas bancarias para la entrega del beneficio.

El presupuesto para este apoyo es de Q6 mil millones para otorgar aportes por hasta Q1 mil por familia guatemalteca y se priorizarán las personas en pobreza, madres solteras, adultos mayores, personas con discapacidad, familias con niños con desnutrición, así como la concentración por fuerza laboral por departamento.

¿Cómo se entregará?

El apoyo será entregado de acuerdo con el gasto de energía eléctrica y se excluyen a las familias cuyo consumo de energía supere los 200 kWh, comprobables en la factura de consumo de febrero. Este requisito permitie filtrar a los guatemaltecos con menos recursos y por consiguiente tendrían necesidad del apoyo.

Después de definirse a los beneficiarios se vinculará con la cuenta bancaria para poder comerzar el proceso de transferencia de recursos.

Pero no podrán recibir el apoyo quienes sean servidores públicos o cuenten con contratos de servicios con el sector público, los que reciban beneficios de pensiones, incluyendo las clases pasivas del Estado.

El fondo también tiene un apartado de casos especiales para aquellos que no gozan con el servicio de energía eléctrica pero no deberá superar el 10% de los recursos.

Fondo de empleo

Esta iniciativa también incluye la creación de un “Fondo para la Protección del Empleo” que tiene una asignación de Q2 mil millones y permitirá dar Q75 diarios por trabajador.

Las carteras de Economía y Trabajo definirán los requisitos necesarios para acceder a este apoyo, esas entidades tienen un proceso de registro electrónico para la cancelación de contratos.

Es decir, que los empleadores que informen sobre la cancelación podrán permitir que los trabajadores puedan recibir el beneficio.

También se crea un “Fondo de Crédito para Capital de Trabajo” con Q3 mil millones que permitirá dar créditos con condiciones blandas por un máximo de Q250 mil para financiar empresas.

Además habrá un fondo de Q400 millones para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas.

*En alianza con Prensa Libre