Thelma López

San José, Costa Rica.- La llegada de un nuevo jugador en el mercado y el cambio en las preferencias de los usuarios que buscan menos actividades sociales y más espacios deportivos, han hecho que el mercado de clubes en Costa Rica experimente un segundo aire, tras casi cuatro décadas de permanecer estático.

Desde su apertura en el primer trimestre de 2019, el Santa Ana Country Club (SACC) logró colocar 1,000 de las 2,500 acciones disponibles en el mercado, es decir, 40% de su capacidad, explica Karla Quevedo, gerente comercial de Garnier & Garnier, desarrolladores del SACC.

Con una inversión aproximada de 50 millones de dólares (mdd), el club representa la primera inauguración de este tipo en el país en 40 años, con una nueva perspectiva que, según Quevedo, se enfoca en la sostenibilidad, el diseño y el deporte.

Expertos en squash como Santiago Montoya; de golf como Alejandro Duque; la Academia de tenis de Cliff Drysdale; y la Kurt Niehaus Swim Academy, brindan su respaldo al club.

El costo por acción del club es de 25,000 dólares. La totalidad de sus acciones es de poco más de 62 millones.


Foto: Cortesía Santa Ana Country Club

La inauguración del SACC ha apresurado las inversiones de miembros más tradicionales de la industria, muy enfocadas en desarrollo deportivo y en la atracción de nuevas generaciones.

“A las nuevas generaciones les interesa practicar deportes, tener restaurantes con comida sana, socializar con gente que practique su mismo deporte”, explica Juan Carlos Núñez, gerente del Tennis Club, fundado en 1901.

Ante este panorama, en los últimos tres años el club se embarcó practicando modificaciones en sus áreas sociales por un monto de 3 mdd, y este año están enfocados en una nueva área de acondicionamiento físico con 1,500 metros cuadrados de construcción y una inversión de 1.5 mdd. El club experimentó un crecimiento de 4% en sus ingresos durante 2019.

Las acciones del Tennis Club tienen un precio de 7,000 dólares, actualmente cuentan con 1,800 socios y esperan un crecimiento de 12% en 2020.

Los otros tres clubes de mayor tradición son el Costa Rica Country Club, San José Indoor Club y El Castillo Country Club. Este último anunció inversiones entre 2019 y 2024 que ascienden a 5 mdd e incluyen la remodelación del gimnasio biomecánico y una nueva piscina.

De acuerdo a la Asociación de Interclubes, el número de miembros de los cuatro clubes mencionados va de 1,800 hasta 4,900, aproximadamente. El precio de las acciones oscila entre 1,000 y 40,000 dólares con valor promedio de 6,000 dólares.