EFE.- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que su Gobierno implementará “una estrategia de salida inteligente” para reactivar la economía del país centroamericano ante el impacto por la pandemia del COVID-19.

“Ya se ha hecho un acercamiento muy importante con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, estamos integrando también un equipo con empresarios, microempresarios, con gente del sector social de la economía para lo que va a ser la gran estrategia de salida inteligente de este encierro en el que estamos en este momento”, subrayó Hernández, según un comunicado de la Presidencia hondureña.

Sin precisar detalles de la estrategia, el gobernante indicó que se están tomando en cuenta “las informaciones de otro países que de alguna manera u otra han pasado por eso y nos pueden compartir sus experiencias“.

Los últimos datos del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) reportan 407 casos confirmados de coronavirus, 26 fallecidos y siete recuperados.

Te puede interesar:Honduras instala un hospital móvil para atender a los enfermos de COVID-19

PANDEMIA DEL COVID-19, UNA SITUACIÓN “COMPLEJA Y DÍFICIL”

El presidente Hernández señaló que en los últimos días se ha reunido con epidemiólogos hondureños, así como con representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) , con el fin de adquirir “nuevas experiencias” que contribuyan a “erradicar” el brote de la enfermedad.

“Ningún país de mundo y nadie estaba preparado para esto. Si nos vamos al tema de salud, los principales sistemas de salud del mundo, los más sofisticados han caído de rodillas” ante la pandemia, enfatizó.

Dijo además que está “pidiéndole a Dios que nos ayude a salir al otro lado de esta situación compleja y difícil, pero con disciplina, con compromiso, cuidando de la salud de cada uno de los hondureños y de todos al mismo tiempo; estoy seguro de que vamos a salir adelante”.

Hernández indicó que los secretarios de Salud de la región han estado “compartiendo experiencia” en el marco del Sica, y agradeció “el aporte” de médicos que se han integrado a los equipos de trabajo de manera voluntaria.

TRANSPARENCIA

En el país centroamericano “hay que ser transparente y ser muy rigurosos de acuerdo a protocolos ya establecidos”, subrayó el gobernante al ser consultado sobre si Honduras no está dando cifras reales sobre las muertes por COVID-19.

Honduras adoptó ya un protocolo en consonancia con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud y, por ejemplo, no se puede decir si alguien falleció y estaba en la sala de los que tienen síntomas de coronavirus, si falleció por eso o no, hasta que tenga la prueba de laboratorio”, explicó.

Enfatizó que la prueba de laboratorio es “de altísima confiabilidad” y que el protocolo establece que debe hacerse luego de que el paciente ha muerto, sino se le había detectado antes la enfermedad.

“No siempre todo va en tiempo real y además se trata precisamente de ser muy precisos, a dar paso a paso lo que el protocolo dice, que eso es lo que se está haciendo”, añadió,

El presidente Hernández se preguntó “qué se va a ganar ocultando cifras” e indicó que “no se gana nada”.